15.6 C
Antofagasta
Viernes 21 de Junio del 2024 12:37

A tres meses del Plan Calles Sin Violencia en Antofagasta: ¿Qué opinan los vecinos sobre la seguridad de sus poblaciones?

A tres meses de la implementación del Plan Calle Sin Violencia en Antofagasta, la DPR emitió un comunicado informando positivas cifras en base de la disminución de violencia y actos delictuales, con el objetivo de devolver la sensación de seguridad a la ciudadanía. Sin embargo, a pesar de las medidas, los vecinos de distintos sectores de la ciudad, indicaron que no se sienten del todo seguros en sus propios hogares.

Lea también:

En Abril se comenzó a implementar el Plan Calle Sin Violencia en las comunas de Antofagasta y Calama, iniciativa que busca generar intervenciones regionales y comunales en sectores con mayor concentración de delitos graves. Todo esto a través de un trabajo colaborativo entre distintas instituciones enfocadas en la seguridad pública. 

En este marco, es que la Delegación Presidencial Regional (DPR) de Antofagasta informó a través de un comunicado positivas cifras entregadas por parte de Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI). La primera institución aseguró lograr un aumento de la fiscalización y control de los delitos de mayor connotación social, ya que hasta la fecha se registran 488 detenidos. A su vez, la policía uniformada detalló la cantidad de infracciones de tránsito, de vehículos recuperados y las personas detenidas por este delito, además de las cifras de detención por infracción a la Ley de Drogas. De igual forma, la PDI especificó en su informe que entre el 24 de abril y el 19 de julio, se registraron un total de 312 personas detenidas y arrestadas. 

A pesar de estas comprometedoras cifras, los vecinos y vecinas de diversos sectores de la ciudad consideraron que aún falta mucho para garantizar un real descenso de la delincuencia y que no se sienten satisfechos con la labor de las instituciones de seguridad pública. 

“Los pobladores tienen miedo, los niños no salen a jugar y los adultos mayores pasan encerrados” 

Alexander Araya, presidente de la Junta de Vecinos El Golf, comentó sobre la compleja situación que ha evidenciado en su sector, respecto a la delincuencia. “Hay una inseguridad total después de las 20 horas, es difícil ver personas en las calles y si vas de vuelta a la casa o tienes que salir al trabajo a esa hora, sabes que te va a pasar algo”, sentenció Alexander. Además, consideró que el problema es que no hay dotación de policías en el sector, pues muchos carabineros fueron trasladados a la subcomisaría norte, lo que demora la llegada de la policía cuando es solicitada o simplemente no se presenta. 

Es por esto que el dirigente de la población El Golf, estimó que una acción que sería de gran ayuda es trabajar con la comunidad en terreno, mejorar el alumbrado público, mantener personal de seguridad permanente o que la policía se acerque durante las horas pick de delincuencia. 

“La mayoría de los vehículos que se han encontrado en Bolivia son de acá, de Coviefi”

Así se refirió Rodrigo Trujillo, presidente de la Junta de Vecinos de Coviefi, al preguntarle respecto a la seguridad que se percibe en el sector. Es por esto que el dirigente afirmó que se encuentran en conversaciones con la senadora Paulina Nuñez, para instalar un retén de carabineros para los vecinos de Coviefi. El robo de vehículos no es lo único que le preocupa a Trujillo, pues aseguró que también se cometen otro tipo de delitos más graves. “Aquí la delincuencia es peor. En una semana robaron dos departamentos a plena luz del día”, comentó. 

Por otra parte, Rodrigo dice no confiar en las cifras entregadas por la DPR puesto que afirmó que los patrullajes de carabineros son casi nulos. “Tengo muchos WhatsApps de los vecinos que me hablan por emergencias de robo. Me llaman a las dos de la madrugada para avisar que les robaron su vehículo”, mencionó el dirigente. 

“La delincuencia aumentó en vez de disminuir” 

Roly Humerez es un vecino del sector Feria Pantelón Cortés, quien recientemente fue asaltado mientras atendía el almacén donde trabaja, ubicado también en la feria. “Cuando llegué a Antofagasta, en diciembre del año pasado, no se sentía tanto la delincuencia como ahora. A diario se escuchan sonar las alarmas y vemos videos de negocios asaltados. Yo no creía hasta que me pasó a mí”, señaló el vecino. 

A eso de las 17:30 horas, Roly se alistaba para su relevo. Es en eso cuando escuchó ingresar a alguien al almacén y al acercarse para atenderlo, se encontró con una persona apuntándole con un arma de fuego. Por petición de los delincuentes, tuvo que permanecer acostado mirando hacia el suelo, mientras sustraían cajetillas de cigarros y dinero de la caja para así huir en un auto blanco que los esperaba en el pasaje. Afortunadamente Humerez no salió herido de este acto delictivo, sin embargo, reconoció haber entrado en shock por el traumante momento. 

“A muchos residentes del sector les da miedo hacer ejercicio al aire libre porque tienen miedo de ser asaltados”

Kevin Valencia vive desde hace un tiempo en la población Peña Blanca. Una de sus preocupaciones es la poca iluminación que existe en el sector donde vive y en lugares colindantes como Los Pinares y Costanera. Al ser sector industrial, Kevin aseguró que existen muchos espacios aislados de las personas, lo que propicia un ambiente perfecto para los asaltos. 

A su vez, Valencia consideró que si bien sí ha evidenciado más fiscalizaciones por parte de carabineros, una de las medidas que deben mejorar es poner más atención a las denuncias que los vecinos realizan. “Pueden haber más patrullajes y todo, pero varias veces llamé por necesidades en el cual el sector se veía vulnerado por acciones de terceros, se demoraban mucho o no llegaban nunca”, indicó el vecino de Peña Blanca. 

“No se ven patrullajes tan continuos siento que esta población es complicada”

La población El Ancla, ubicada a las alturas del centro de la ciudad, es considerada por Rodrigo Rivera como un sector complicado. Rodrigo, quien es vecino desde hace años, comentó que por la inseguridad debe ir a buscar a su madre cuando llega tarde del trabajo. 

Por su parte, demostró su molestia por las excesivas fiestas de otros vecinos del sector, las que terminan con estas personas consumiendo alcohol y estupefacientes en plena vía pública. Sumándole a esto la falta de iluminación y la amplia cantidad de personas en situación de calle, hacen que Rodrigo considere a la población el Ancla en un lugar inseguro. 

“Personalmente no me siento cómoda en mi ciudad”

Janett Barraza, vecina del sector La Chimba alto, comentó que si bien a veces ve a carabineros patrullar en los alrededores de su hogar, no siempre es así. “Como ciudadanos hemos cambiado nuestras vidas , por tanta delincuencia ahora la gente tempranito está en casa”, señaló Janett. Otra de sus quejas es la demora por parte de las instituciones de seguridad pública para llegar al lugar, lo que según indicó Barraza, provoca mayor sensación de inseguridad en el sector.

“Los vecinos comentan que se ve mucha delincuencia y drogadicción”

El presidente de la Junta de Vecinos de Bonilla Bajo, Hugo Sepúlveda, se refirió a los comentarios que recibe por parte de los vecinos del sector, pues han evidenciado un gran índice de delincuencia por los asaltos en domicilios y drogadicción constante en la vía pública. Es por esto, que el dirigente estimó necesario un aumento de control en el sector, mayor dotación de carabineros  y constancia en las rondas móviles, más de las que ya se han implementado en el Plan Calles Sin Violencia. 

El Diario de Antofagasta se contactó con la Subsecretaría de Prevención del Delito, para acceder a información sobre los sectores en Antofagasta con más denuncias registradas. No obstante, a pesar de las insistencias, al cierre de nota no hubo respuestas por parte de la institución.

Si bien las autoridades están gestionando medidas para la prevención y detención de hechos delictivos y violentos, según los vecinos aún hay mucho por mejorar. La falta de luminaria, la lenta atención por parte de la policía y la baja presencia de estos en ciertos sectores, son factores que aumentan la posibilidad de ejercer la delincuencia en Antofagasta. Es por esto que la comunidad pide a las autoridades encargarse de estos problemas, para así realmente volver a sentirse seguros en sus propias poblaciones.