Luego de diversas asambleas, los trabajadores de Minera Escondida que se encuentran en huelga autorizaron a la dirigencia sindical a reunirse con representantes de la empresa y retomar el diálogo en tres materias que mantienen distanciadas las posiciones.

Ellas se refieren a mantener las condiciones y beneficios del último convenio colectivo, respetar los tiempos de descanso dentro y fuera de la jornada y no discriminar en beneficios a los trabajadores nuevos.

Asimismo desde los trabajadores se rechazó el que la empresa hiciera pública una nueva oferta que incluso un bono de 11,5 millones de pesos para cada trabajador como término de conflicto.

Publicidad

Al respecto los trabajadores señalan que es un intento fallido de dividir a los trabajadores, por cuanto sólo 4 trabajadores de 2507 se ha reintegrado a sus labores, “lo que demuestra que tras 40 días la unidad y fortaleza de los trabajadores es absoluta”.

Desde el Sindicato de Minera Escondida además evalúan además la facultad prevista en el artículo 369 del Código del Trabajo, que permite poner término a la negociación colectiva y forzar un contrato por 18 meses, todo ello conforme a la evaluación según la situación de la negociación. Esta opción permite evitar los planes de la empresa de reducir beneficios y remuneraciones, diferencias entre trabajadores nuevos y antiguos e impide afectar los tiempos de descanso. La próxima negociación colectiva estará amparada por las nuevas disposiciones de la reforma laboral, entre ellas la que establecen piso de negociación y huelga sin reemplazos.

Una decisión que de acuerdo a los trabajadores demuestra que “esta huelga jamás ha tenido por motivo la discusión de un bono de término, como se ha intentado mostrar por informaciones interesadas y afines al empresariado, sino que la defensa de los beneficios alcanzados”.