La trastienda de la agresión del Presidente de Colo Colo contra el Intendente de Antofagasta

Aníbal Mosa habría proferido insultos xenófobos contra personal del hotel y luego agredido al Intendente de Antofagasta, Marco Antonio Díaz, resultando detenido. El timonel albo por su parte acusa "abuso de poder".

Créditos: Canal 13

Un bochornoso incidente protagonizó este miércoles en Calama el presidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa, quien resultó detenido tras agredir al nuevo Intendente de Antofagasta, Marco Antonio Díaz.

Fue cerca de las 00:45 horas cuando el timonel albo y la autoridad regional, quien se encontraba en Calama por las actividades de aniversario, se encontraron en el ascensor del Hotel Diego de Almagro, cuando Mosa -presuntamente bajo los efectos del alcohol- le dijo a la autoridad regional “qué me miras tanto”.

Posteriormente, el colocolino habría empujado a Díaz y lanzado sus maletas fuera del ascensor, por lo que el intendente presentó la denuncia en Carabineros.

Publicidad

De acuerdo a la información policial, los hechos habrían comenzado cuando el intendente realizaba trámites para ingresar al hotel, momento en que Mosa habría insultado a trabajadores del lugar y a la autoridad, que presenciaba los hechos. Luego, el Intendente se fue del lugar, hacia el ascensor, donde fue agredido.

Por ello, el accionista mayoritario de ByN fue detenido, pero luego quedó en libertad a la espera de citación por parte del Ministerio Público, espera que no respetó porque decidió viajar de todos modos a Bolivia.

Precisamente en el Aeropuerto El Loa, Mosa calificó la situación como “un tema menor que ocurrió en el ascensor cuando me estaba dirigiendo con el Presidente de la corporacion. Entra un señor muy abruptamente al ascensor y ahí se produjo una pequeña discusion, un tema que no debería haber pasado y luego aparecieron carabineros en mi habitación y tuve que ir a la comisaria. Siento que hubo un abuso de poder con mi persona, tema que verán mis abogados“, señaló.

Por su parte, el Intendente de Antofagasta, Marco Antonio Díaz, indicó que “hubo un altercado del ciudadano con personal del hotel, pidiendo requerimientos que los funcionarios no podían satisfacer porque el bar a esa hora estaba cerrado y me tocó presenciar dichos que queremos erradicar de nuestra cultura. Uno de los trabajadores era de nacionalidad extranjera y en mi opinión, crianza y valores hay ciertos dichos que no pueden expresarse“, indicó la autoridad regional.

Asimismo, Marco Antonio Díaz añadió que luego se cruzó en el ascensor con Mosa “y en el piso tres existen acciones de fuerza hacia mi persona y en esto quiero ser sumamente claro, hoy día por mandato del Presidente soy una autoridad de la República, lo que hice al terminar estos hechos lamentables fue presentar la denuncia para que se realice el protocolo correspondiente, como cualquier ciudadano o ciudadana“, descartando de este modo cualquier abuso de poder.