El pasado miércoles 26 de septiembre, cerca de las 12pm, la Segunda Compañía de Bomberos despacho una unidad al sector sur de Antofagasta por una emergencia de emanación de gas. La alarma ocurrió en la esquina de las calles Salvador Reyes con Eduardo Orchard, sector donde hay una alta concurrencia de gente durante el día, además de ser un barrio residencial, cercano al Ex Hospital Regional.

Una de las principales causas de este tipo de emergencias es la calidad de las cañerías, que una vez culminada su vida útil, son más propensas a quebrarse y provocar accidentes, por lo que siempre es recomendable revisar su estado constantemente en cualquier domicilio. El Cuerpo de Bomberos de Antofagasta recalcó las medidas que pueden tomar las personas si notan una fuga u olor fuerte a gas en su domicilio o lugar de trabajo, siendo principal el llamar a Lipigas o a Bomberos.

Si alguien nota un fuerte olor a gas, deben cerciorarse de cerrar la llave de paso en la cocina, especialmente si no está en uso. Además de evitar prender interruptores de luz eléctrica debido al riesgo de generar una chispa que provoque alguna explosión. Finalmente, abrir puertas y ventanas para ventilar el aire hasta que lleguen las personas capacitadas para revisar y controlar la situación.

Publicidad

En Antofagasta, este tipo de emergencias no son poco comunes. Durante julio y agosto de este año, el total de llamados por emanación de gas han sido 52. Hasta el 31 de agosto, Bomberos ha recibido un total de 224 llamados por olores desconocidos, mientras que un 30% de las alertas han ocurrido en el sector centro-sur de la ciudad.

Las fugas de gas han tomado protagonismo en su nivel de riesgo más aún después de lo ocurrido en el Sanatorio Alemán en Concepción donde el centro médico explotó debido a una fuga de gas mal tratada, causando la muerte de 3 personas y 49 heridos. Es necesario recalcar que si se llama a Bomberos por la emergencia, ellos se encargaran de asegurar el lugar para volver a ingresar, sin embargo, no solucionarán el la causa de alguna fuga de gas, por lo que es vital llamar a la empresa de gas correspondiente para que se hagan cargo de su servicio pueda funcionar con todas las medidas de seguridad apropiadas. El chequeo constante del estado de las cañerías siempre es importante, y mucho más aún cuando puede evitar una desgracia.