El cáncer de pulmón afecta a un chileno por cada tres horas y son aproximadamente 3.581 personas que han muerto por esta enfermedad, según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), siendo el 13,35% de las muertes causadas por el cáncer de pulmón en tierras chilenas.

Expertos consideran que Chile sigue en deuda con Antofagasta, esto porque la población ha vivido más de 12 años expuesta al arsénico que contiene el agua potable. “En los últimos 6 años 780 personas han sufrido de cáncer de pulmón, de las cuales un 85% ha fallecido en menos de un año después de haber sido diagnosticada” acotó el director del Centro Oncológico del Norte, Ricardo Baeza.

Detección temprana

Publicidad

La mayoría de los chilenos muere por las causas mencionadas anteriormente ya que existe una falta de una detección temprana o un tratamiento adecuado. Según la IARC, este año se presentarán 3.873 nuevos casos en el país. “Hoy existe una mesa de trabajo, en conjunto con la dirección del servicio de salud para implementar en el año 2019 un plan piloto para diagnosticar con anticipación el cáncer de pulmón para grupos en riesgo seleccionados”. Acotó Baeza.

Según explican los expertos en salud, hoy estamos viviendo las consecuencias de una falta de prevención y concientización en las décadas pasadas respecto a los efectos que el tabaco produce, tanto en consumidores activos como pasivos, lo que en la región se suma los altos contaminantes del plomo y el arsénico en las aguas de la zona norte.

Aumento en la mortalidad

Otro aspecto que incide, es el alza del cáncer y un aumento a los decesos de mortalidad en el país, situación que en el año 2015 las principales causas de fallecimiento corresponden a enfermedades del sistema circulatorio, tumores malignos y del sistema respiratorio según el Instituto Nacional de Estadisticas, de esta manera no acercamos a una sociedad que no permitiría un remplazo generacional balanceado.

Además, la población está aumentando su expectativa de vida, por lo tanto, las personas tienen más años y más posibilidades de desarrollar cáncer, el número de nuevos casos de cáncer de pulmón aumentarían junto con los tumores en los próximos años. “El aumento implicaría un nuevo desafío en cuanto a ser capaces de dar opciones de acceso a tratamientos que hoy ofrecen una mayor sobrevida, e incluso curar completamente a pacientes de cáncer”, agregó el oncólogo.