Preocupación por aumento de los casos de violencia intrafamiliar en Calama

El Circuito Intersectorial de Femicidios sesionó en Calama a fin de evaluar las acciones realizadas apenas conocida la agresión cometida contra una ciudadana peruana de veinte años a manos de su pareja, un chileno de 21 años, y asimismo acordar acciones para sensibilizar a la población local para denunciar y prevenir este tipo de delitos.

“Por suerte no llegamos a contabilizar un femicidio más en nuestro país, y digo suerte porque la denuncia de una  mujer no basta si la ciudadanía no está dispuesta a acompañar y aconsejar permanentemente a una mujer que vive violencia. Las instituciones del Estado estamos para velar porque esta voluntad, la de vivir con seguridad, sea una expresión que debemos asegurar a toda costa” aseguró la directora del SernamEG, Claudia Meneses Oliva.

Junto a la titular regional del SernamEG, asistieron representantes de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones, Carabineros, Unidad Regional de Atención a Víctimas y Testigos del Ministerio Público, Centro de la Mujer de Calama, Gobernación del Loa, seremi de la Mujer y la Equidad de Género y hospital Carlos Cisternas.

Publicidad

“Previniendo y sumando a las instituciones de esta provincia es como debemos trabajar. Tenemos además un  mandato de nuestro intendente y Presidente de la República para actuar con tolerancia cero a la violencia, para trabajar, difundir y prevenir junto a otras instituciones que se quieran sumar en esta provincia”, sostuvo la seremi de la Mujer, Katherine Veas Ríos.

Los asistentes destacaron las diligencias desplegadas en orden a prestar ayuda a la víctima y efectuar el control de detención del imputado, regularizar la situación de residencia de la afectada, ofrecer ayuda sicológica a la madre de la ciudadana peruana y organizar campañas preventivas dirigidas a estimular a la comunidad a detener actos relacionados con la violencia de género, la violencia en la etapa del pololeo e instalar informativos en los pasos fronterizos que prevengan este tipo de delitos.

Meneses Oliva dijo que no es fortuito que este año sean mujeres extranjeras quienes hayan vivido los casos más graves de violencia en nuestra región, pues se contabilizan dos femicidios consumados, con una británica y una boliviana como víctimas, y cuatro en calidad de frustrados. A nivel nacional los consumados suman 24 lo que va del año y los frustrados 49 “lo que nos obliga a generar campañas de prevención que aborden la interculturalidad de los habitantes  de nuestra región”.

Datos aportados por la primera comisaría de Calama permiten vislumbrar un aumento del cuatro por ciento en el nivel de denuncias por violencia intrafamiliar comparando los primeros semestres de este y el año pasado: 552 en 2018 y 573 denuncias este año.

A nivel internacional, según el más reciente informe de ONU Mujeres “El progreso de las mujeres en el mundo” 2019 – 2020, un 17,8  por ciento de las mujeres declara haber vivido violencia a manos de su pareja y que estos hechos ocurren principalmente en los espacios familiares.