Carabineros detuvo a militantes del PC desde su sede partidaria en Calama

Dirigentes son acusados de hurto en la sede de su propio partido, decomisándose elementos como lienzos, mascarillas y químicos acelerantes. Desde la dirección regional del PC descartan versión policial y acusan que se trata de una forma de criminalizar a dirigentes, militantes y simpatizantes del partido político.

La sede del partido político fue tomada por Carabineros.

Hasta la sede del Partido Comunista en Calama llegó personal de Carabineros, deteniendo a militantes de esa colectividad política.

De acuerdo a información policial difundida por “El Mercurio de Calama”, funcionarios de la institución se encontraban reforzando la seguridad de los cuadrantes cuando recibieron información de un presunto robo efectuándose en el mencionado inmueble, por lo cual se trasladaron hasta la sede partidaria.

En ese lugar detuvieron a tres personas, a quienes acusan del delito de hurto agravado y portar elementos incendiarios.

Publicidad

Los elementos encontrados incautados corresponden a mascarillas, antiparras, pancartas y escombros, combustible, diluyente y escombros.

Entre los elementos incautados por Carabineros en la detención se encuentran lienzos, pintura, mascarillas y químicos acelerantes. (El Mercurio de Calama)

Por su parte desde la Dirección Regional del Partido Comunista en Antofagasta señalaron que Carabineros ingresó al interior de las dependencias de la sede partidaria sin autorización para realizar las detenciones.

Mediante una declaración pública señalaron que “Carabineros de Chile bajo el argumento de un supuesto llamado por ingreso de extraños a las dependencias de nuestro local partidario en la comuna de Calama, toma detenido desde el interior de nuestra sede a nuestro secretario comunal, quien en conjunto con otros compañeros y cercanos al partido hacían resguardo del inmueble debido a la preocupación existente por incitación a daños por parte de grupos de extrema derecha hacia nuestros espacios de reunión”.

Agregan que a pesar de la explicación entregada se realizaron las detenciones, negándose además el ingreso a la sede del partido político y tomando control del lugar.

“Esto se trata de un grave hecho que tiene como objetivo criminalizar a nuestros dirigentes y dirigentas, militantes, cercanos, e independientes que hoy se movilizan por un Chile mas justo”, cierra el comunicado.