Entre la nostalgia y la soledad: Chuquicamata cumple 105 años con sus calles vacías por la pandemia

Antiguos habitantes de la ciudad recuerdan sus vivencias y también conmemoran a la ciudad a la distancia, debido a que en esta oportunidad no se abrieron las puertas del campamento para recibir visitas como se realiza tradicionalmente, producto del coronavirus. Revisa aquí la historia y principales hitos de la ciudad "sueldo" de Chile.

Foto: CODELCO

Un 18 de mayo de 1915 fue fundada la ciudad de Chuquicamata, en proximidad a la mina de cobre y oro del mismo nombre. Ese año, los hermanos Guggenheim, bajo el nombre de Braden Copper Company, solicitaron permisos para equipar la zona con agua potable, energía eléctrica, líneas telefónicas, líneas ferroviarias, y terrenos para uso industrial y residencial.

Dos años más tarde, comenzó la construcción del campamento como tal, designándose dos complejos de casas, uno dónde residían ejecutivos e ingenieros estadounidenses llamado el Campamento Americano, y otro a tres kilómetros de distancia denominado New Camp, dónde residían empleados de la mina con sus familias.

En los siguientes años comenzaron a funcionar pulperías, hospitales, iglesias, y escuelas, así como también una variedad de históricos lugares de reunión social.

Publicidad
Foto: https://historiasyrelatosdelnorte.wordpress.com

“Habían muchas actividades sociales, estaba el club obrero, el club de empleados, había un lugar donde jugaban bowling, estaba el club chuqui, había mucho deporte. Me acuerdo que en una oportunidad trajeron a estos basquetbolistas grandotes, todo el mundo fue a verlos. Había mucho cine, porque habían dos cines.” recuerda Sarita Rubio Tapia, nacida y criada en Chuquicamata.

La mina de Chuquicamata, que se convertiría en la mina de cielo abierto de cobre más grande del mundo, así como también la mayor productora de cobre, es ahora un símbolo de la minería en Chile, y es actualmente la sexta mina de cobre a nivel nacional en cuanto a sus toneladas de producción.

CHUQUICAMATA HOY

En 2007, se decidió el cierre del campamento por la contaminación de metales pesados que tenía la zona. Sarita recuerda su cierre como algo muy doloroso. “Había que dejar todos los recuerdos, toda su vida en ese lugar, entonces ese fue el momento como más fuerte que hemos vivido”.

Aún así, recuerda con mucho afecto su vida en ese lugar. “Se mantenía mucho la amistad, la familiaridad, ahora en estos tiempos cada uno es individual, vive en su metro cuadrado, en su espacio, pero allá en Chuquicamata era una vida más social, más integrada, más comunicativa. podríamos preocuparnos más por el otro,yo creo que eso uno podría enseñar desde lo que vivíamos en Chuquicamata.”

CALLES VACÍAS

Normalmente en mayo y diciembre de cada año, Chuquicamata vuelve a abrir las puertas a sus antiguos habitantes, quienes se impregnan de la nostalgia de volver a la ciudad, que vuelve a la vida.

Una tradición que sin embargo cambia drásticamente durante este año 2020 debido a la pandemia por el coronavirus, lo que obliga a muchos chuquicamatinos a dejar la visita para una próxima ocasión, y así poder seguir volviendo los años venideros.

De esta forma, este año 2020 Chuquicamata celebra sus 105 años con sus calles totalmente vacías, aunque con sus antiguos habitantes recordando sus vidas e historias en la ciudad que paga “el sueldo de Chile”.