Atentado a la salud: Empresa habría falseado su giro para obtener permisos colectivos y burlar la cuarentena en Calama

La empresa no presta un servicio esencial pero incluso habría ampliado su giro ante Impuestos Internos incorporando un giro de servicio esencial que no presta y así seguir operando, arriesgando a sus trabajadores. Situación es investigada por orden del Fiscal Regional, Alberto Ayala y del Fiscal Nacional, Jorge Abbott. Responsables se exponen a duras sanciones penales además de multas.

Imagen referencial.

La Fiscalía Local de Calama informó que inició investigación de oficio a una empresa por el eventuales atentados a la salud pública y falsedad documental, por ampliar su giro para poder obtener permisos especiales para operar durante la cuarentena.

El abogado y vocero de la Fiscalía de Antofagasta, Eduardo Troncoso, informó que se trata de una empresa con operaciones en Calama que no tiene un giro como servicio esencial, pero habría ampliado su giro para poder operar. No se informó por el momento por parte del Ministerio Público de qué empresa se trata en específico, con el fin de no entorpecer la investigación, según se indicó.

En ese sentido, el Fiscal Jefe de Calama, Cristian Aliaga Ayarza, comentó que instruyó diligencia investigativas a la Bicrim de la PDI sobre el presente caso.

Publicidad

Cabe señalar, que se trata de una de las siete investigaciones que lleva adelante el Ministerio Público contra empresas que habrían hecho un mal uso de este tipo de salvoconductos colectivos y que se reparten en las fiscalías de Antofagasta, Viña del Mar, Metropolitana Centro Norte y Metropolitana Oriente.

Llamamos a todas las empresas de la región a que respeten el sentido de la normativa legal y los códigos de buenas prácticas empresariales“, indicó el vocero de la Fiscalía, recordando que más allá de las multas y sanciones administrativas, la responsabilidad penal de burlar las normas es de carácter personal y recae sobre las personas que incluyen en las conductas, por lo cual se expone a los representantes legales, administradores y trabajadores a fuertes sanciones.