Perritos a la deriva en mineras de Calama: La triste historia de aquellos canes abandonados por la crueldad humana

La mayoría de los canes que se encuentran en el sector minero de Calama son abandonados, tienen chip pero no están inscritos. Por esta razón, lamentablemente quienes los rescatan, no siempre pueden contactarse con sus dueños.

Calama es una ciudad que destaca negativamente en cuanto al abandono de perros, los cuales deben sufrir constantemente el rechazo de las personas, quienes piensan que ellos pueden ser agresivos. Lamentablemente, muchos terminan a la deriva en el desierto, en cambio otros, gracias a sus instintos de supervivencia, llegan a las mineras que quedan cerca de la comuna.

En reiteradas ocasiones se ha puesto en debate la Tenencia Responsable de aquellos que viven en Calama, pues la ciudad tiene altos índices de abandono y maltrato animal. En este sentido y gracias al olor del casino o al ruido de las máquinas, los canes terminan refugiándose en las empresas mineras que están cerca de la zona.

En el sector, camino a Chiu-Chiu, se encuentra muy cercanamente una de las divisiones de Codelco, en específico la División Ministro Hales, la cual es uno de los establecimientos que se ha visto afectado por la inhumanidad de las personas que abandonan a sus mascotas, ya que estos canes al estar solos y asustados pueden ocasionar muchos accidentes, que no solo pueden poner en riegos sus vidas, sino también la de aquellos que trabajan en ese lugar.

Publicidad
Imagen compartida por Amanda Arenas.

Respecto a esta situación, la veterinaria Amanda Arenas Ortiz, profesional que ha rescatado a muchos de estos perros, explicó que la mayoría de los canes que se encuentran en el sector son abandonados por sus familias, ya que tienen chip pero no están inscritos, por esta razón lamentablemente no siempre pueden contactarse con sus dueños, además agregó que en la condición que llegan a ella es impactante, pues están desnutridos y maltratados.

Por otro lado, en cuanto a su relación con este trabajo, profundizó que “yo como medico veterinario, a partir de este año, empecé a trabajar con Resiter, una empresa contratista que ofrece servicios a Codelco, se encarga como del área sucia de la mina, como por ejemplo, los desechos o los baños, cumple varias funciones, entre esas está sacar a los perritos que se encuentran en la mina”.

“Hay que sacarlos ya que por ley las mineras no pueden tener perros, y también pueden generan accidentes, porque son perritos que andan asustados, no se dejan tomar, se atraviesan entre los camiones, entonces es super peligroso, tanto para ellos como para las personas”, agregó.

A su vez, explicó que, si bien es cierto, la mayoría de los perros son abandonados, algunos se han extraviado y después de vagar por el desierto, a través de su olfato, por la comida del casino, llegan a la mina, sin embargo, la actitud con la que se presentan, en general, es de miedo y desconfianza. Afortunadamente, algunos han podido ser adoptados, gracias a la gestión que hace voluntariamente.

“Mi misión como médico veterinario es que se atrapen a los perritos, muchas veces cuando no se dejan tomar se tiene que ir con un rifle anestésico para poder capturarlos y después los bajamos a Calama. Yo los opero, los esterilizo, les pongo vacunas y chips. Muchas veces hay algunos que se han logrado dar en adopción, yo voluntariamente les saco foto y lo subo a las redes sociales para encontrarles un hogar, pero lamentablemente muchos de ellos no han tenido suerte y se tienen que ir al canil municipal”, especificó.

En este contexto, cabe aclarar que debido a la alta demanda de perros abandonados, en estos momentos ya no están trabajando con la Municipalidad, debido a que no hay cupo para más perritos, no obstante, alegremente encontraron una fundación llamada Ama Vivir.

De esta forma después de mejorar su condición se van con ellos para buscar un nuevo hogar, uno que sea responsable y amoroso. “Lo ideal es encontrarles hogar, alguien que los quiera porque son perritos super maltratados, son perritos que cuando llegan a mis brazos, es algo inexplicable, el dolor el sufrimiento que se nota en sus caritas”, expresó.

Finalmente, la veterinaria hizo un llamado a la adopción. “El Mensaje es que en vez de comprar animales de criaderos NO inscritos, adopten a los que realmente necesitan amor y un hogar que le de todos los cuidados que necesitan. Los animales son maravillosos, porque vienen a este mundo a sanarnos , darnos compañía y alegría. Si tenemos las condiciones para poder adoptar a un perrito que ha sufrido de hambre, maltrato y abandono, hagámoslo”.

Además recalcó que “siempre tener en cuenta que para tener a un perrito necesitan cumplir con las 5 libertades: Libre de hambre, sed y de desnutrición, libre de temor y de angustia, libre de molestias físicas y térmicas, libre de dolor, lesión y de enfermedad, libre de manifestar un comportamiento natural”.