María Elena: 94 años de historia de la última salitrera del mundo

Conocida popularmente como la última salitrera en actividad en todo el planeta, María Elena la comuna perteneciente a la región de Antofagasta y con una población alrededor de 7.500 ciudadanos. Está dentro de la provincia de Tocopilla y fue fundada un 20 de noviembre del año 1926 como una oficina salitrera que innovaría en el mundo laboral y reactivaría la industria del fertilizante tras la baja por la irrupción alemana en la creación del salitre sintético.

La oficina María Elena fue diseñada bajo el concepto de “ciudad ideal”, posee un trazado octogonal, con cuatro lados mayores y cuatro lados menores, desde donde surgen dos diagonales que convergen en la plaza. En la segunda década del siglo XX (post primera Guerra Mundial) los empresarios salitreros veían como sus ingresos eran disminuidos y los barcos con cargas se llenaban en los puertos.

Respecto al origen de la comuna, en la página web de la Ilustre Municipalidad de María Elena consignan lo siguiente “los inversores norteamericanos Guggenheim Brothers intentaron recuperar la competitividad de la industria con el desarrollo de un nuevo método de elaboración, denominado Sistema Guggenheim. Este Sistema fue desarrollado en las postrimerías del auge salitrero para hacer frente a la competencia del salitre sintético, disminuyendo los costos de producción.”

Publicidad

María Elena en la actualidad, es el único centro salitrero en actividad de chile, y el único centro productor de nitrato sodico natural del mundo.(se considera como único con población) En la actualidad pertenece a Sociedad Química y Minera de Chile.(S.Q.M), quien tomo posesión de estas en el año 1968. A su vez, es un escenario imperdible en la Región de Antofagasta por su riqueza arquitectónica e histórica. En 1999 se declaró el título de Monumento Histórico al barrio cívico de la oficina Salitrera, en la cual se encuentran la Pulpería, Teatro Metro, Mercado, Iglesia San Rafael, entre otros inmuebles emblemáticos.

Actualmente, durante la pandemia fue una de las comunas que más sufrió con los contagios por Covid-19, al tener una alta taza de incidencia respecto a la cantidad de habitantes que residen en ella, registrando más de 350 contagios y 16 muertes.