“Nos están matando por la economía”: El impacto del coronavirus en Mejillones, una de las comunas más afectadas de Chile

El puerto registra hasta ahora 4,39 casos cada mil habitantes, superando largamente a otras ciudades de la región de Antofagasta y con una tasa de incidencia acumulada de casos que la ubica en el top 5 del país. "No entendemos por qué no se declara la cuarentena" dijo el Alcalde de la comuna, mientras se intensifican las protestas de ciudadanos que se sienten abandonados por las autoridades.

Largas filas de vehículos en los accesos, controles sanitarios y por las noches barricadas de vecinos que se sienten abandonados por las autoridades y no quieren el ingreso de población flotante y turistas, son parte de la nueva cotidianidad de Mejillones, la comuna más afectada por el coronavirus en la región minera de Antofagasta y la quinta más afectada en el país.

Hasta ahora se registran 65 casos, cifra que resulta alta en una comuna con 14.776 habitantes, por lo cual llega a 4,39 casos por cada mil habitantes. Una cifra más seis veces superior a la de Antofagasta.

Asimismo presenta una tasa de incidencia acumulada de 291, de acuerdo al último informe epidemiológico del Ministerio de Salud con fecha 25 de abril, cuando se registraban 43 casos en la comuna, que bastaban para determinar que presenta por lejos la cifra más alta de la región y la quinta más alta del país, siendo superada solo por Pica, Punta Arenas, Cabo de Hornos y San Juan de la costa.

Publicidad
Informe epidemiológico del Ministerio de Salud, con datos hasta el 23 de abril.

De acuerdo a las autoridades hay tres brotes en la comuna, el principal de ellos se registra en un campamento ubicado en la periferia, lugar donde precisamente durante la tarde de este domingo continuó con apoyo de camiones del Ejército el traslado de pacientes con Covid-19 positivo y de los contactos estrechos de Mejillones, a un hotel arrendado por el Ministerio de Salud para ser utilizado como residencia sanitaria en la localidad.

Se trata del Hotel Alto del Sol, lugar en donde las personas contagiadas efectuarán su cuarentena con el fin de contribuir a detener la propagación del virus en la ciudad.

Una operación que no ha estado exenta de polémica, considerando el vínculo familiar del Diputado oficialista José Miguel Castro (RN) con la familia Korlaet, propietaria del hotel que recibirá un pago por concepto de arriendo del recinto con cargo al fisco, cuya cifra no ha sido especificada por las autoridades, si bien consultado por este medio el Intendente de Antofagasta, Edgar Blanco, indicó que el dato “es público” y que es posible solicitarlo mediante Ley de Transparencia.

Las acciones de traslado desde el campamento fueron supervisadas por la Seremi de Salud, Rossana Díaz Corro y el Intendente Edgar Blanco, quienes sostuvieron reuniones con los equipos del Servicio de Salud que llegaron a apoyar las acciones en la ciudad-puerto y con dirigentes de los campamentos.

LA COMUNA MÁS AFECTADA

La titular de salud explicó que el aumento de casos se deben “a un incremento sustantivo de la pesquisa de los contactos estrechos de casos confirmados que muestran algún tipo de síntoma“, tarea que está desarrollando personal de la Seremi con funcionarios del Hospital local.

La personera indicó que observar un mayor número de personas que tienen el Covid-19 resulta a primera vista muy preocupante, no obstante, es muy importante saber, dijo, desde el punto de vista epidemiológico, quiénes tienen coronavirus de modo de aislarlos rápidamente a fin de evitar más contagios en la población. “Se trata de una estrategia que confiamos nos permita intervenir decididamente con relación a Mejillones“.

Añadió que los exámenes de Covid-19 están siendo analizados por el laboratorio de virología de la Universidad de Antofagasta, por lo que esta instancia no disminuye la capacidad del Centro Oncológico Norte (CON), principal recinto de análisis de las muestras de la región.

PROTESTAS

A pesar del relativo optimismo de las autoridades, en la comuna de Mejillones se han incrementado las protestas durante las últimas jornadas, registrándose cortes de carretera levantados por los vecinos para impedir el ingreso de personas a la ciudad.

Lo anterior considerando que los vecinos se sienten abandonados y que se minimiza la situación de la comuna, estimando insuficientes las medidas adoptadas por las autoridades, que han instalado una aduana sanitaria en algunos puntos de acceso a la comuna, además de repartir kits de limpieza y sanitización.

No entendemos por qué no se declara la cuarentena“, dijo el Alcalde de la Comuna, Sergio Vega (UDI) a una radio local, donde también comentó que hay situaciones sobre el manejo de la situación desde nivel central que le preocupan, por ejemplo, que desde el Ministerio de Salud se modificara la forma de medir el avance del virus, pasando de comparar el número de casos en relación a la población, a comparar el número de casos en relación a la superficie de la comuna, lo cual implicaría minimizar la situación de crisis que afecta a Mejillones.

Hay decisiones…dicen por una parte cantidad de habitantes y cantidad de contagiados, que después lo cambiaron a la cantidad de metros cuadrados de la comuna versus cantidad de contagiados…si tú ves la cantidad de metros cuadrados de la comuna desde Caleta El Fierro hasta Rayrock ¡Vamos a estar todos contagiados y no vamos a dar! Yo creo que esa ecuación no está correcta“, dijo el Alcalde Vega.

La situación que más preocupa a los mejilloninos es que pese a los controles sanitarios, las industrias emplazadas a pocos metros del radio urbano, tales como centrales termoeléctricas o fábrica de explosivos, siguen funcionando con población flotante que llega desde otros puntos del país, lo que genera en la comunidad una sensación de que se está privilegiando la producción antes que la salud de los habitantes y que los kits sanitarios que está entregando el Gobierno son insuficientes.

Vecinos bloquean los accesos a la comuna acusando que han recibido más control policial y militar que la población flotante que llega a las zonas industriales.

Nos están matando por la economía y nuestras familias quedarán con pérdidas irreparables“, resumió la dirigenta social María Brevis, quien junto a muchos habitantes de la comuna, ha participado en el pasado también en movilizaciones por la situación ambiental en Mejillones, considerada una de las “zonas de sacrificio”.

Los pedidos de cuarentena en la comuna se mantienen por parte de los vecinos y se acrecentaron tras registrarse la primera víctima fatal el pasado viernes, un vecino que tuvo que ser despedido sin un velatorio y trasladado rápidamente hasta el cementerio local donde se le rindió un emotivo homenaje desde lejos, con bocinazos a modo de último adiós.

Frente a esta petición, desde el Gobierno Regional de Antofagasta han reiterado que la cuarentena total obligatoria no ha sido descartada ni confirmada y que se informará con tiempo en caso de adoptarse una medida mayor, a la vez de detallar que son 142 personas las que se encuentran en residencia sanitaria por posible contagio.