San Pedro de Atacama: Entregan certificación de calidad a prestadores de servicios turísticos

Con el objetivo de generar competitividad entre las y los guías, además de entregar a turistas un servicio de calidad, fue entregado el distintivo por Sernatur, bajo la coordinación de la Consultora IO y vinculada a la certificadora V&B.

Con una ceremonia presencial en el Centro de Eventos Coyo Antai, en San Pedro de Atacama, el viernes 30 de abril Sernatur entregó el Certificado de Calidad Turística o Sello Q a 28 prestadores de servicios turísticos, con la ausencia de otras 18 personas que también recibieron capacitación y certificación. Todas y todos ellos forman parte del Registro Nacional de Prestadores de Servicios Turísticos.

Según la información de Comité de Turismo Comunal San Pedro de Atacama, el distintivo entregado por Sernatur, estuvo bajo la coordinación de la Consultora IO y vinculada a la certificadora V&B Certifica para el proceso final, con el objetivo de generar competitividad entre las y los guías y entregar a las y los turistas un servicio de calidad.

Las capacitaciones se centraron en cursos de formación sobre Patrimonio, Cultura e Historia de Chile y de la Región de Antofagasta, primeros auxilios, legislación del turismo, técnicas de guiado y protocolos para servicios turísticos, entre otras materias. Concluyendo con una evaluación y examen final en terreno.

Publicidad

En la Región de Antofagasta fueron certificados 48 guías, los que en su mayoría se ubican en San Pedro de Atacama y en esta primera etapa tuvo un costo 0. Sin embargo, este Sello Q debe ser renovado, lo cual tiene un costo asociado de 14 UF por guía y podría llegar a 9,5 UF por cada uno si es que se asocian al menos 51 guías para renovar la certificación.

Estos montos fueron entregados por V&B Certifica a través de una propuesta técnico-comercial que se les hizo llegar a las y los guías a finales de diciembre. Según comentan algunos participantes, esta información no fue dada a conocer por Sernatur o la Consultora IO al iniciar el programa, siendo además un requisito el compromiso de pago en dos años más para continuar con la certificación, información entregada el último día de clases. Una situación que complicó a varias personas, debido a que uno de los principales problemas que han debido enfrentar las y los trabajadores del turismo en la comuna, son la falta de trabajo y el endeudamiento, lo que no permite para muchos saber si acaso continuarán trabajando en área en dos años más o si contarán con ese financiamiento en ese momento.

Rayen Mancilla, guía de San Pedro de Atacama y participante que no concluyó el proceso, indica que “si yo hubiese sabido que la certificación iba a ser sólo por dos años y luego iba a tener que pagar esta cantidad de dinero sólo por mantener este sello, nunca hubiera participado, no hubiera perdido un mes y medio en cursos que ya tenía. La consultora y la certificadora nunca fueron capaces de disculparse por esta falta de información. Yo no te puedo asegurar que a los dos años tendré este dinero. (… ) Llevamos más de un año sin trabajar (… ) Me sentí engañada con el proceso.

En tanto para Lasse Albrecht, guía certificado, “El proceso de certificación estuvo bueno hasta que apareció un tercer actor con la certificadora V&B, ahí la comunicación entre el triángulo Sernatur-consultora-certificadora hacia nosotros fue mala, hasta diría con faltas de respeto. El 30-12-2020 la certificadora nos envió una propuesta técnico-comercial que supuestamente teníamos que firmar para seguir con el proceso de la certificación, requisito que nunca antes fue comunicado por parte de Sernatur o consultora IO”.

Ahondando más en el tema de la certificación, si bien el sello Q pretende ser un distintivo de calidad en el servicio, hay que considerar que la especialización que requieren los guías en San Pedro de Atacama son relacionadas a la pertinencia cultural y al manejo de grupo en zonas agrestes, y que según el decreto 19/2019 de la Ley del Turismo indica que los prestadores de servicios turísticos que realicen actividades de turismo aventura (categoría que cae sobre la mayoría de las actividades que se realizan en este territorio, desde senderismo, alta montaña, cabalgatas, entre otras) deben registrarse en Sernatur y acreditar una serie de competencias, que sería el primer paso para avanzar territorialmente en competencias que aseguren una actividad turística segura y de calidad, y que se ha identificado como una de las acciones que podrían coordinar los organismos gubernamentales para apoyar el desarrollo de los trabajadores y trabajadoras del turismo en la comuna.

En tanto, las y los trabajadores del turismo en Atacama La Grande, que en su mayoría han trabajado protocolos para su desempeño, están a la espera de la reapertura de sitios de visitación mientras la comuna se encuentra en Fase 3 de Preparación.