¿Tendencia política? El polémico tuit que Bomberos de Antofagasta le dio RT

Las redes sociales son una parte importante para las comunicaciones externas de cualquier organización pública y privada, sin embargo, en algunas oportunidades se cometen errores que pueden costar muy caro. 

Hace un par de días, la cuenta de tuiter de Bomberos de Antofagasta (@Bomba_Antof) le dio RT a un tuit del Movimiento Social Patriota, una organización de ultra derecha que se manifiesta abiertamente en contra de la diversidad sexual, el uso de cannabis medicinal, la adopción homoparental, entre otras causas relacionadas.

El mensaje al que los “Chicos Buenos” de la Perla del Norte le otorgaron apoyo mediante su RT, aseguraba que los ataques que recibieron algunos asistentes de la Marcha por la Familia en Santiago, fueron propiciados por grupos de izquierda, confirmándolos sin motivos ni citando información de las autoridades competentes.

Publicidad

¿Hackeo?

Durante horas estuvo el mensaje en línea sin que ninguna autoridad de Bomberos local se manifestara en contra o a favor del mensaje, sin embargo, luego de que la acción se hiciera popular, los aludidos colgaron una explicación, puntualizando que “… lamentamos la situación ocurrida en nuestra cuenta con un RT de un movimiento político. @Bomba_Antof y Bomberos de Chile es una institución apolítica y no representa ningún pensamiento personal como institución. Se debió a un hackeo de la clave que ya solucionamos”.

Sin embargo, desde la cuenta @bomberos_antof, el Inspector de Redes Sociales, Pablo Espinoza, aseguró que “quien cometió el error queda dentro de mis atribuciones de llamarle la atención no es mi competencia dar mas información solo fiscalizar y solucionar temas de esta índole que lamentablemente son casos particulares y evidentemente nunca ocurren”.

Emplazamiento 

“El tema se solucionó, se aclaró y se cierra el tema por parte de Bomberos de Antofagasta”, aseguró, pese a que se le dió la oportunidad de seguir agregando algo más.

En las redes sociales las opiniones son compartidas, entre quienes creen que realmente existió un “hackeo” en la cuenta y quienes piensan que fue el pensamiento de ultraderecha de uno de sus voluntarios.

Desde la Institución, nos emplazaron a acercarnos a sus dependencias para conversar, pero al ser consultados si nos dirían algo distinto a lo que ya nos había explicado, no otorgaron una respuesta, por lo que su derecho a réplica fue otorgado de forma prudente.