El pasado jueves 03 de octubre, la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, hizo un llamado a la comunidad para que las familias comunales llegaran junto a sus mascotas al frontis de la Municipalidad para recibir homenaje y una bendición por parte del Padre católico Ramón Miranda junto al Pastor evangélico René Yaintul, en el marco del Día Mundial de las Mascotas.

“Para nosotros es muy relevante ya que los animales hoy en día según nuestra ley, y gracias a Dios así es, ya no son objetos, ya no son cosas, son seres vivos y tenemos que cuidarlos como tal”, comentó la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo.

A la actividad, llegaron perros, gatos, conejos e incluso un lagarto que lograron recibir una bendición en su día, por parte del Pastor Yaintul y el Padre Miranda, quien lleva más de 25 años otorgando la bendición a todo tipo de seres vivos en el marco de las Fiestas de San Francisco, tanto en Antofagasta como en el resto de las regiones, en zoológicos y campos.

Publicidad

“Me ha tocado la bendición de mascotas, animalitos, de plantas y del campo también, la gente bendice los sembrados, entonces a sido una experiencia muy bonita. Y acá también me llama la atención que la Municipalidad también lo haga”, expresó Miranda.

Además se aprovechó la instancia para dar a conocer la nueva noticia para los amantes de los animales. Se firmó la legalidad del proyecto para construir un nuevo consultorio para que las personas puedan atender a sus mascotas de forma gratuita y responsable.

“Estamos construyendo ya y estamos conversando del diseño de un futuro consultorio y por lo tanto, lo que nos queda ahora es que sean nuestros propios vecinos los que se empoderen y tengan un cuidado importante de estas mascotas dentro de los hogares”, agregando que “y, por su puesto, hacer la invitación a que si quieren adoptar a uno de los animalitos, que se acerquen directamente al PET y nosotros con mucho gusto se lo entregamos”.

Además, la comunidad conoció a Lazlo y Negra, dos perritos recogidos por el PET de Antofagasta, luego de encontrarlos atropellados, que hoy se encuentran buscando un nuevo hogar.