La gran obra de Jorge González: 30 años del lanzamiento del disco “Corazones” de Los Prisioneros

Un 20 de mayo de 1990 se lazó el cuarto disco de Los Prisioneros, “Corazones”, considerado por muchos como el debut solista de Jorge González, con todas las canciones del disco escritas y compuestas por él.

El disco marcó un cambio tanto en la dirección musical del grupo, con un sonido más electro-pop, como en las temáticas, que se centraron más en el amor y la melancolía.

Las nueve canciones del proyecto musical fueron grabadas en Los Ángeles, California, bajo la dirección de los productores argentinos Anibal Kerpel y Gustavo Santaolalla, pues Miguel Tapia no pudo ingresar al país.

Publicidad

Según cuenta Jorge Gonzalez en su autobiografía “Héroe”, el viaje de Miguel a Estados Unidos fue saboteada para no tener que pagar otro pasaje y estadía, “al comienzo íbamos a viajar Miguel y yo, pero la gente; el manager y los demás, le hicieron una chanchada al Miguel, le dijeron: ‘di que vas a trabajar’ cuando tuvo que pedir la visa a los Estados Unidos, entonces Miguel dijo —voy a trabajar— y se la negaron, porque no se puede ir a trabajar, es una visa especial”.

Una portada histórica

La portada del disco, fotografiada por Alejandro Barruel, diseñada por Vicente Vargas y que presenta a Jorge González con una camisa blanca ensangrentada, también se ha convertido en una imagen icónica.

La sangre, que representa una herida en el corazón, presenta un error en la versión original, estando posicionada en el lado opuesto.

El disco, que tuvo como sencillos “Tren al sur”, “Estrechez de corazón y “Corazones rojos”, llevó a Jorge González y Miguel Tapia a tocar en el Festival de Viña del Mar en 1991.

Una inspiración

“Corazones” fue el disco más comercialmente exitoso de la banda e inspiró también a una generación de músicos chilenos como Javiera Mena, Álex Anwandter, y Mariana Montenegro, entre otros.

Además es celebrado por muchos fanáticos como el mejor disco del grupo y uno de los mejores discos chilenos.