Cores: Un cargo público desconocido

coresEl domingo  17 de noviembre, junto a los 9 candidatos a la presidencia, se escogieron a los próximos diputados y a los senadores de las regiones pares, y además por vez primera se escogerán a los futuros consejeros regionales, que son  278 integrantes de los 15 consejos regionales que existen a lo largo del país y esta es la primera vez que los consejeros regionales (CORES) son elegidos a través del voto popular.

Sin embargo, uno al pensar que por ser la primera vez de su elección popular, las campañas, información y todo relacionado a esta nueva elección podría ser más llamativa y formal, no obstante, no existe ningún incentivo en  la realización de una campaña vibrante, que permitiera a la ciudadanía comparar los candidatos, sus postulados y programas.

La campaña para la elección de los cores ha quedado muy postergada y como consecuencia, los casi mil candidatos que compiten son prácticamente desconocidos para  los votantes, quienes menos todavía saben qué proponen y cuáles son las bases concretas de los postulantes. De esta manera, los votantes concurrieron a las urnas casi a ciegas, lo cual constituye una anomalía para una democracia que debe promover el sufragio informado.

Publicidad

Es importante recordar que el sistema de elección directa de cores reemplaza al antiguo modelo, donde los Consejeros Regionales eran elegidos a través de la votación de todos los concejales de las distintas comunas que componen cada provincia.

En este sentido, esta nueva modalidad podría representar un paso adelante en términos de transparencia y  descentralización, siempre cuando se cumpliera con requisitos de información que en este caso no han sido los mejores. ¿Cuántos nombres vemos en cada una de nuestras comunas? Verdaderamente ¿los conozco y conozco además con detalle sus propuestas?  Si comenzamos a buscar respuestas, o mejor dicho responsables de lo que sucede, siento que en primera instancia esto  recae en los partidos políticos, que no presentan  proyectos concretos y solo se empecinan en buscar rostros que representen al partido, sin ver un trasfondo de informar y educar a los votantes.

Así es entonces, como se refleja evidentemente la tendencia a postular parientes de figuras ya conocidas, con el propósito de que el público los escoja no debido a sus propios méritos, propuestas y principios, sino por los que se asocian a sus padres, hermanos, abuelos ,etc. , que con un buen eslogan capten la mayor cantidad de votos y ¡ojo! Que al existir tantos candidatos a este cargo, no se necesita una mayor audiencia, si no que dividir bien los votos y contar con un pequeño porcentaje de los sufragios.  Este nuevo sistema, que si bien, como lo mencionaba al inicio, es una gran ventana para apoyar la democracia y transparencia en la política, puede jugar también un gran riesgo institucional debido a la elección casi ciega que los votantes realizan, el desconocimiento de la verdadera labor que cumple un consejero y la poca información en cuanto a las bases de sus programas y propuestas, puede hacer que nuestro país no administre de la mejor forma los recursos.

Entonces, ¿Estamos frente a un sistema en vías de progreso o ante una falencia notablemente preocupante?  Sin duda respeto la labor que los consejeros puedan realizar, pero no me parece lo más correcto que aun existan vacíos en cuál es el verdadero rol que éstos cumplen, es evidente la ignorancia que existe, está claro que los candidatos presidenciales tampoco realzan la imagen de los core, pero también es necesario destacar que hoy la postulación para ser Consejero es de acceso fácil y permisivo, por lo mismo algunos cores  han postulado al ver un camino tan fácil, un camino que con pocos votos se logra alcanzar un cargo público.

Es por ello que el tema no deja de ser preocupante, más aun sabiendo que el Fondo Nacional de Desarrollo Regional, fondo administrado totalmente por las decisiones internas del Consejo Regional, el cual equivale a un 2% de fondos destinados a la región, y que se ha visto incrementados con mucha fuerza los recursos de que dispone en los últimos años,  referentes a cultura, deporte y medio social, quede en manos de personajes finalmente desconocidos por el mal proceso informativo que existe en estas elecciones 2013. Se habla  de que quieren entregar mayores responsabilidades a los consejeros, incluso de participación en problemáticas superiores, por lo mismo entonces es  imprescindible que el proceso democrático a través del cual son elegidos, cumpla con mínimos estándares de información y discusión de propuestas concretas, para que en un futuro se considere y tome cartas del asunto en solucionar el grave problema de desinformación que existe o, pues bien, dejar los fondos y decisiones en personas que por los amigos o la familia paso a ocupar el tan de moda y poco conocido cargo de consejero regional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here