Salvar a Santiago

El Gran Santiago tiene una superficie de 75.000 hectáreas, con 6.7 millones de habitantes (1) y continúa creciendo a la par con la disminución de la calidad de vida. El Consejo Regional de la R. Metropolitana, salvo excepciones, el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo y el Presidente Piñera con la oposición de movimientos ciudadanos, lamentablemente, aprobaron la incorporación de 10.000 hectáreas de terreno agrícola al predio urbano. Sin consultar a los ciudadanos afectados. Con ello se incrementará la población en 1.6 millones de habitantes.

En el año 2011 el Presidente del Colegio de Arquitectos Patricio Gross, afirmó que este proyecto era innecesario ya que al interior del actual radio urbano existen terrenos para construir. En Abril, 2013 Luis Brasciani Presidente del Colegio de Arquitectos solicitó que se esperara para que existiera coherencia con la Política Nacional de Desarrollo Urbano (PNDU), esto no fue aceptado. (2) En Octubre el gobierno aprobó el PNDU que cuestiona las características de la decisión arriba mencionada. (3)
También la Descentralización y el Desarrollo Regional serán gravemente afectados.

En la RM en el 2013 se producirá el 44 % del PIB (4), el 85% de los servicios financieros (5) y tiene el 49 % de los profesionales y técnicos. (6) Hay un médico por cada 385 personas. El promedio nacional es uno por 533 habitantes y la RM tiene el 57% de los médicos especialistas. (7)

Publicidad

Con esta medida se atraerá la migración hacia la megalópolis; crecerán aún más los recursos destinados a la salud, la educación, la vivienda y el transporte en la capital; promoverá la instalación de empresas e industrias en la R. Metropolitana en desmedro de su ubicación en las regiones; el estado creará más infraestructura en la capital y menos en las regiones, etc.

Desde hace más de un siglo no existe una política que considere seriamente el desarrollo armónico de toda la nación.

Para superar el centralismo es necesario actuar unidos todos los regionalistas y los ciudadanos tanto de Santiago como del resto del país más allá de sus diferencias políticas o ideológicas.

* La única forma de “Salvar a Santiago” es la descentralización.

Edgardo Condeza

Presidente

Movimiento por la Consulta y los Derechos Ciudadanos