Antofagasta se suma a la marcha por una educación sin mercado

Estudiantes exigen que el movimiento social sea el protagonista y creador de la reforma educativa, eliminando definitivamente a los actores privados que promueven el lucro y enriquecimiento de unos pocos a costa del endeudamiento de millones de jóvenes y sus familias.

Una masiva convocatoria alcanzó este jueves en Antofagasta la marcha por una educación laica, gratuita y estatal, sin fin de lucro.

Centenares de estudiantes secundarios y universitarios recorrieron las principales calles de la capital regional, junto a profesores y algunos apoderados, exigiendo que la reforma a la educación se haga con participación de los movimientos sociales.

Publicidad

 

La Federación de Estudiantes de la Universidad de Antofagasta (FEUA) y la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica del Norte (FEUCN), anunciaron que se sumarán a la marcha convocada por la Confech, la ACES y la CONES para este martes, con el fin de que sea el movimiento social por una educación pública y gratuita, el protagonista de la reforma a la educación.

La manifestación se realizará este martes 10 de junio a contar de las 11 am  desde el Frontis de la UCN, con rumbo al centro de la capital regional.

Los estudiantes, pretenden dejar en claro que la principal demanda de los estudiantes chilenos es que se elimine de una vez por todas el mercado de la educación, considerándola como un derecho social y por tanto, terminar con el lucro que algunos actores privados obtienen cobrando a los jóvenes por algo que en la mayor parte del mundo desarrollado no es considerado como un bien de consumo.

“No puede existir reforma sin nosotros. El movimiento social debe ser el protagonista y el creador de la reforma”, indica una declaración difundida  por la FEUA, donde se invita a marchar.

Asimismo, mediante las redes sociales circula un emotivo video, que alienta a los estudiantes a seguir movilizados, para evitar que sean los mismos sectores privilegiados de siempre quienes finalmente terminen decidiendo el sentido de los cambios sociales que la mayor parte de la sociedad chilena ha expresado públicamente en las calles de todo el país, donde mayoritariamente se exigen cambios de fondo al modelo neoliberal promovido por un grupo de economistas de Chicago e instaurado por la fuerza en el país durante los años 80, durante el régimen militar.