EL GANE

Señor Director.

El gran acuerdo nacional por la educación ( GANE) presentado el día 5 de Julio en cadena nacional por su Excelencia el Presidente de la República Sebastián Piñera , se fórmulo  en el momento indicado de las movilizaciones, en efecto, el estancamiento que en algún instante se manifestó debido   al transcurso del tiempo, la fluidez  y diversidad de las discusiones y  lo complejo de los temas, se ha ido superando con los nuevos anuncios presidenciales.

¿Qué significa aquello?  Significa que  las propuestas gubernamentales  denotan  el orden esquemático que todo trabajo necesita para seguir obteniendo resultados concretos, en efecto, las comisiones de la Universidad de Antofagasta ( acceso, financiamiento, difusión y enlace)  vuelven y retoman con mas ahínco su jornadas de lecturas, debates , ideas y propuestas, con miras analizar de fondo  el anhelado cronograma presidencial y canalizar en la ciudadanía las ventajas, problemas y ausencias  que el mismo presenta.

Publicidad

Sin duda que lo planteado por el gobierno dista mucho del horizonte que los universitarios actualmente presentan, aún no existe  por ejemplo, una visión clara ha nivel país sobre políticas publicas  en  el  ámbito  educacional,  y si existen   ellas no han sido tan atentamente escuchadas. Pero por lo menos se han  colocado las “ cartas sobre la mesa” esperamos entonces jugar bien esta ronda, con tranquilidad, seriedad y compromiso, formas en la que se   ha ido generando el movimiento a nivel regional, instando a comprometer la participación de los diversos agentes sociales en este gran desafío, compromiso que ha ido progresivamente en aumento, hoy la defensa por  el derecho constitucional del 19 Nº 10 de la Carta Fundamental, se propaga   en las aulas, hogares y discusiones familiares, volvemos a centrar la educación como tópico esencial en el progreso y desarrollo del país, volvemos a creer en la real participación ciudadana.

Esperamos entonces que los diversos actores estén a la altura del momento social que se esta viviendo, los estudiantes, familias y gobierno, pero, si este último canaliza tal importancia en aspectos cuantitativos  sustentado en nociones básicas del libre mercado ( que por cierto no es nada malo, aplicado a las esferas correspondientes), puede suceder que el “ caballito de lucha de todas las batallas”   se pierda entre tanta cifra, demanda y oferta. Bajo esas proyecciones  las futuras generaciones se preguntarán  ¿la sociedad chilena y el gobierno de la época  estuvieron realmente comprometidos y comprendieron a cabalidad lo que significa el derecho a la educación? ,¿el 2011 fue  la fecha de inicio en la  gran restructuración al sistema de educación chileno? ojalá que la respuesta  sea positiva, sigamos trabajando y abriendo  diálogo para ello.

 

Isabella Bravo Pérez.

Miembro comisión de financiamiento

Universidad de Antofagasta.