Puntaje regional PSU estudiará Ingeniería Civil Industrial en la UCN

Joven antofagastino seguirá los pasos de su hermano, quien cursa el tercer año en la misma carrera
Seguirá los pasos de su hermano, quien cursa el tercer año en la misma carrera
Seguirá los pasos de su hermano, quien cursa el tercer año en la misma carrera
•Joven antofagastino seguirá los pasos de su hermano, quien cursa el tercer año en la misma carrera
• Joven antofagastino seguirá los pasos de su hermano, quien cursa el tercer año en la misma carrera

Feliz y motivado por iniciar sus estudios superiores en su querida tierra natal, está el joven antofagastino Bastián Olivares González, puntaje regional en la Prueba de Selección Universitaria (PSU) de Matemáticas. El talentoso joven de 17 años se matriculó en Ingeniera Civil Industrial de la Universidad Católica del Norte (UCN), donde planea completar su formación profesional, siguiendo los pasos de su hermano mayor, Fabián, quien ya cursa el tercer año de esa misma carrera.

Sus gustos y preferencias son claros y están enfocados a asignaturas ligadas con matemática, álgebra, cálculo y física. “Por sus características, es la carrera que más me llama la atención”, señala con convicción el alumno egresado del Colegio Santa Teresita de la capital regional.

La calidad de la UCN, junto a la cercanía con su entorno familiar y amistades, fueron factores determinantes al momento de elegir dónde estudiar. “Mis amigos Matías Opazo y Kevin Rivera también se matricularon en la misma carrera”, comenta, junto con señalar que ya había visitado la universidad en otras oportunidades, las que incluyeron charlas, paseos de investigación y olimpiadas de matemáticas.

Publicidad

En la PSU de matemáticas obtuvo 835 puntos. No obstante, el estudio es solo uno de sus múltiples intereses. También es cercano al deporte, en especial al fútbol, vóleibol y en particular el airsoft, disciplina que mezcla habilidad, estrategia y buena puntería. “Lo practico en el sector La Chimba, en el Kilómetro 12 y en lugares desérticos”.

Entre las personas más felices con el inicio de esta nueva etapa en la vida de Bastián está su madre, Ingrid González, quien no oculta su emoción por los logros del adolescente.

Contenta señala que esto es lo que siempre esperó de su hijo, quien es el segundo entre tres hermanos. “Bastián es un como un niño chico, pero muy maduro para algunas cosas. Le gusta hacer varias cosas a la vez. Practica mucho deporte, es estudioso y sencillo”, comenta con orgullo.