Con una conmovedora “guardia de honor”, una bebé de seis meses que superó una operación de corazón abierto y posteriormente el Covid-19, salió de aislamiento tras cumplir satisfactoriamente su cuarentena y dar negativo a un nuevo exámen de coronavirus.

En medio de aplausos y alegría, la pequeña llamada Erin Bates, dejó atrás su delicado cuadro médico y fue el hospital Alder Hey Children’s en Liverpool, Inglaterra, quien publicó un video en su cuenta Facebook, en el que se puede ver cuando trasladan a la niña a una nueva habitación, donde se le practicarán nuevos cuidados para tratar otras afecciones médicas.

Erin, dejó atrás su cuadro médico y tras recibir la gran noticia que dio negativo en su último test de covid-19, en medio de aplausos y lágrimas de emoción del personal del Alder Hey Children’s en Liverpool, Inglaterra, fue derivada a una sala donde se le practicarán nuevos cuidados para solucionar otros problemas de salud.

Publicidad

Erin Bates nació el 8 de octubre de 2019 con un problema cardíaco llamado “Tetralogía de Fallots”, que tuvo que ser atendido de inmediato. Fue entonces cuando quedó internada en el hospital de Inglaterra, donde se le practicó una cirugía a corazón abierto el 23 de diciembre.

Tras reparar este daño médico, la pequeña recién nacida comenzó a presentar otros problemas de salud que la llevaron a permanecer en cuidados intensivos, con pocas esperanzas de vida.

Según revela la historia de Erin en la página GoFundMe -donde la familia busca recaudar fondos monetarios-, la bebé estuvo varios meses hospitalizada, siendo evaluada por el personal médico que diariamente le hacía pruebas para determinar su estado de salud. Sin embargo, el panorama se complicó cuando el 10 de abril, dio positivo al Covid-19, mismo que contrajo en el centro médico.

Un nuevo golpe para la familia, quienes nunca perdieron las esperanzas de que la bebé pudiera superar esta nueva batalla médica.