Niños de oncología infantil del Hospital Regional de Antofagasta pueden viajar por el sistema solar

"Estas iniciativas recreativas buscan distraer y hacer más llevadero el tratamiento que deben recibir los niños", destacó Tamara Inostroza, pediatra y ematóloga oncóloga del recinto médico.

Cuando los niños entran a la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Regional de Antofagasta (HRA), en el piso, justo antes de la puerta de acceso, pueden ver un colorido cohete espacial con números del uno al diez, dispuestos como en el tradicional juego del luche. Ese es sólo el inicio. Una línea punteada, cual mapa del tesoro, lleva al sol, planetas, más naves espaciales, astronautas y el típico alienígena verde de cabeza grande y ojos saltones.

Esta lúdica decoración fue posible de instalar gracias a la desinteresada colaboración de un grupo de trabajadores del área de mantenimiento de Minera Escondida, para ser más precisos, de los turnos M1 y M2 del taller 797 de camiones.

Tamara Inostroza, pediatra y ematóloga oncóloga del recinto médico, explicó que este proyecto lo tenían en carpeta hace mucho tiempo. “Una arquitecta, Nicole Boettcher, nos donó la parte inicial del proyecto y lo que nos faltaba era el financiamiento para su impresión e instalación”.

Publicidad

Inostroza explicó que los trabajadores se presentaron para consultar en qué podrían ayudar a la unidad y aceptaron inmediatamente la propuesta. “Ellos se acercaron con toda la intención de ayudarnos y lo ejecutaron todo muy rápido”, resaltó.

Alexis Pérez, en representación de sus compañeros de trabajo, manifestó que es una alegría inmensa poder colaborar, sobre todo con los más pequeños. Detalló que siempre están buscando formas de aportar, sobre todo a la población infantil y que las iniciativas van saliendo de los mismos integrantes de los turnos.

Emilio Videla, otro de los trabajadores involucrados que asistió a la inauguración de estas gráficas infantiles, expresó que “cuando uno es padre y ve a los niños, más fuerza dan para colaborar”. “Al final la satisfacción se la lleva uno de poder compartir y ayudar en algo”, manifestó.

Finalmente, la pediatra, destacó que estas iniciativas recreativas buscan distraer y hacer más llevadero el tratamiento que deben recibir los niños es la unidad oncológica del centro de salud.