21.6 C
Antofagasta
Viernes 9 de Diciembre del 2022 20:52

¿Dónde seguir usando la mascarilla?: Expertos entregan consejos frente al fin de esta exigencia

Desde el sábado este elemento preventivo que nos ha acompañado toda la pandemia ya no será obligatorio, salvo en los centros de salud; sin embargo, la recomendación es protegerse en espacios confinados, como aviones, transporte o conciertos.

Lea también:

La Redacción
La Redacción
Noticias de Verdad. DiarioAntofagasta.cl es el medio digital más leído de la región minera de Chile. Noticias, entrevistas, reportajes, fotos, videos, opinión y contenido de Antofagasta, Calama, San Pedro de Atacama, Tocopilla, Mejillones, Taltal.

Este sábado el país iniciará una nueva etapa en la pandemia, marcada por el fin del uso obligatorio de la mascarilla en todos los espacios (salvo en los centros de salud) y la suspensión del pase de movilidad, dos exigencias que han sido pilares de la estrategia sanitaria que permitió enfrentar la amenaza del covid.

Ambas medidas, anunciadas por el Ministerio de Salud, siguen la tendencia mundial de flexibilización de restricciones y lento retorno a la normalidad de las actividades cotidianas, pero en ningún caso deben entenderse como el fin de la pandemia. Así lo advierten especialistas de la Universidad de Antofagasta, quienes llamaron a mantener ciertas conductas de cuidado, especialmente ligadas al uso de mascarillas en espacios y condiciones donde el riesgo de contagio aumenta.

El infectólogo y académico de la Facultad de Ciencias Médicas de la UA, Francisco Salvador, comentó que, como principio básico, toda persona que se exponga a ambientes riesgosos debe mantener el uso de esta protección.

“El lugar de mayor riesgo es el ambiente clínico, por lo tanto, cuando uno va a una atención médica, particular o en algún establecimiento público, debería llevar mascarilla y usarla. Y también cuando estamos en lugares de alta concurrencia, como conciertos, aviones, transporte público, centros comerciales, etc.”, explicó.

Salvador dijo que también deben usarla las personas que tengan síntomas respiratorios y, con especial cuidado, quienes padezcan condiciones de base, como inmunosupresión, obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedades coronarias o crónicas, cuando se expongan a ambientes de peligro.

“Necesitamos que el aprendizaje de esta pandemia nos permita tomar acciones de autocuidado. A estas alturas todos podemos reconocer las situaciones de riesgo. Si estamos en un lugar con mucha gente y hay poca ventilación, debemos protegernos sin mayor cuestionamiento”, manifestó.

ESCENARIO

El académico dijo que las medidas anunciadas por el Minsal responden a un escenario más favorable, aunque no definitivo, en el desarrollo de la pandemia. Por eso, aseguró que es clave tomar conciencia que ciertas estrategias deberán seguir.

En este sentido, valoró que se mantenga la vacunación anual para los grupos de riesgo, aunque haciendo una previsión.

“Debemos entender que los grupos de riesgo no son sólo los enfermos crónicos o las personas con condiciones de base, sino que también los adultos mayores, las personas que tienen sobrepeso, hipertensión, diagnóstico de cáncer u otras condiciones que demostraron ser agravantes en caso de contagio. Todos ellos deben estar en la campaña, y también el personal de salud, los trabajadores de bancos, supermercados, etc.”, sostuvo.

La Dra. en Ciencias Biológicas y académica de la UA, Alicia Marcoleta, manifestó que el uso de mascarillas debe mantenerse en personas especialmente susceptibles a desarrollar cuadros graves, por ejemplo, pacientes crónicos, hipertensos, inmunodeprimidos, embarazadas o personas que hayan estado recientemente embarazadas.

Al respecto, planteó su desacuerdo con la eliminación del pase de movilidad anunciada por el Minsal, pues esto permitirá que personas que no quisieron vacunarse, compartan espacios cerrados con quienes no tuvieron esa opción por contraindicación médica.

“Al no solicitar este pase de movilidad, estamos permitiendo que se pueda dar un contagio en los espacios cerrados, y si más encima no se pide mascarilla para entrar a esos lugares, el peligro aumenta”, indicó.

Respecto a la nueva estrategia de vacunación anunciada por el ministerio y que apunta a los grupos de riesgo (anual y con vacuna bivalente), la especialista explicó que esta dosis debiera colocarse a población general y no sólo a grupos específicos.

“Considero que cuando tengamos nuevos tipo de vacunas, que nos protejan más de los nuevos linajes que están circulando, recién deberíamos enfocarnos en la población de riesgo, por ahora me parece que la vacuna nos sirve a todos”, sostuvo.

CONCIENCIA

El doctor en genética molecular y microbiología, Angello Retamal, planteó que en esta nueva etapa de la pandemia se debe pasar del “miedo al virus” a la “conciencia del virus”, lo que se traduce en adoptar conductas permanentes de autocuidado.

“Me parece positivo que dejemos de usar la mascarilla en ambientes abiertos o ventilados, pero si vamos a andar en transporte público, en colectivo, en los aviones, mi invitación es que las sigamos usando, y eso lo extiendo a todos los espacios en que nos sintamos vulnerables, no sólo en los centros de salud”, sostuvo el investigador de la Universidad de Antofagasta.

Retamal advirtió que en este nuevo escenario de mayores libertades, cobra gran valor la vigilancia genómica para conocer qué nuevas mutaciones van emergiendo y responder a ellas a tiempo. Además, señaló que es importante facilitar el autotesteo de antígeno a un precio accesible, con disponibilidad de PCR confirmatorio.

“Es bueno recordar que en el país todavía tenemos 90 personas internadas graves en camas UCI por complicaciones asociadas al covid. De hecho, una de las primeras causas de muerte en Estados Unidos es el covid, entonces hay que entender que los riesgos persisten y que la pandemia no ha terminado”, afirmó.

El especialista recordó que, a diferencia de la influenza, el virus sincicial, la parainfluenza o los metapneurovirus, que son estacionales, el SARS-CoV-2 no está vinculado a una época del año en particular y ha tenido un comportamiento difícil de predecir para la ciencia. Por ende, sostuvo, es necesario mantener una actitud preventiva.

- Publicidad -

EN PORTADA