Los datos que el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), entregó son bastante alarmantes, ya que se da a conocer que el mal hábito de fumar, comienza cada vez más a temprana edad en los jovenes, para ser exactos, entre los 12 y 13 años en nuestro país.

En este contexto y en conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco instaurado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Oncólogo del Centro Oncológico de Clínica Bupa Antofagasta, Dr. Alejandro Santini, explicó sobre esta problemática que afecta a miles de chilenos y sobre todo a nuestra región.

El tabaquismo es un tema relevante, sobre todo en la Segunda Región donde la incidencia es la más alta de todo Chile y a su vez, nuestro país tiene la incidencia más alta de toda Latinoamérica, incluso superando a Cuba, un país muy fumador y de los mayores productores de tabaco. A lo anterior hay que sumarle que cada vez hay más personas que comienzan a fumar más joven, alrededor de los 12-14 años, algo que es diametralmente distinto a lo que sucede en países desarrollados, donde poco a poco el hábito de fumar está descendiendo y por ende, las enfermedades asociadas también”.

Publicidad

Cáncer

Una cajetilla de cigarros, explicó el Dr. Santini, contiene aproximadamente 500 compuestos cancerígenos.

Por un lado está la nicotina, que es la que produce la adicción, la dependencia. Pero también los cigarrillos contienen alquitranes, hidrocarburos aromáticos, metales pesados, compuestos que aumentan el riesgo de cáncer”, afirmó el especialista.

Santini detalló que no todos los fumadores desarrollarán cáncer de pulmón, debido a que “todo es estadístico, pero hay datos claros donde los fumadores tienen muchísimas más probabilidades de desarrollar este tipo de cáncer u otras patologías como un infarto al miocardio, afección a los riñones, accidente cerebrovascular, entre otras, ya que todas esas enfermedades están vinculadas al hábito de fumar”.

A lo anterior, comentó el médico, hay que sumarle una cantidad grande de tumores que también van de la mano de los fumadores, tales como tumor en los pulmones, garganta, faringe, laringe, esófago, vejiga e incluso de cuello uterino.

Tratamientos

En cuanto a los tratamientos para quienes tengan o desarrollen a futuro cáncer de pulmón o alguna de las varias enfermedades asociadas, el profesional del Centro Oncológico de Clínica Bupa Antofagasta explicó que “existen tratamientos tales como cirugía y radioterapia que curan al paciente con cáncer, pero todo depende de la etapa en la que está”, expresó Santini.

Si tenemos un paciente etapa 1, es decir, recién comenzando a desarrollar un cáncer, tenemos probabilidad de éxito, luego de los tratamientos, de un 80% – 90%. Sin embargo, si el paciente llega al médico con un cáncer de pulmón u otro en etapa 4, prácticamente sólo serán tratamientos paliativos, para disminuir el dolor, pero en pocos meses o a lo más un año, el paciente fallecerá”, declaró el Oncólogo.

A nivel de la región de Antofagasta, el especialista informó que se reciben alrededor de 180 pacientes nuevos anualmente con cáncer de pulmón.

El dato es preocupante: en la región, el 42% de las personas mayores de 18 años fuma y muchos de ellos, cuando se les detecta el cáncer, lo tienen tan avanzado que ya los tratamientos y cirugías no tienen mayores efectos”, manifestó.

Políticas e impuestos

Finalmente, el oncólogo y radioterapeuta el Centro Oncológico, señaló que “el tabaquismo es un tema país y se debe combatir con políticas en salud importantes y mucha propaganda para desincentivar el consumo de tabaco, tal como lo están haciendo países desarrollados o países vecinos, como Uruguay”.

Según el profesional, “una medida que está dando resultados en Chile y que debería endurecerse más es la de los impuestos a las cajetillas. Hay que subirlos para que así que sea más costoso fumar. Por ejemplo, en Uruguay una cajetilla de cigarrillos cuesta alrededor de 10 dólares, un valor similar debiese costar acá”, expresó el profesional quien añadió que “tenemos que mirar el vaso medio lleno sobre lo que el Ministerio de Salud ha hecho en este ámbito y sobre todo destaco las fotografías de las cajetillas, los valores de éstas, aunque yo subiría los precios, y que no se pueda fumar en lugares cerrados. Sin embargo, faltan muchas cosas por hacer para disminuir el consumo de tabaco, sobre todo en adolescentes y jóvenes”.