Participación ciudadana, pieza clave para el desarrollo de las comunidades

“Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten” (Artículo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos).

taltal1

Uno de los rasgos culturales distintivos de las décadas pasadas fue la escasa participación ciudadana en el desarrollo de políticas ligadas a la promoción de la cultura y las artes en el ámbito local, lo que ha incidido directamente en el poco acceso, en especial de quienes viven en comunas más distantes o retiradas.

Publicidad

Sin embargo, uno de los objetivos del Gobierno de la Presidenta Bachelet es, precisamente, favorecer la inclusión a través del fortalecimiento del acceso a la cultura y las artes, especialmente en comunas con menos oportunidades.

La directora regional del Consejo de la Cultura y las Artes, Carla Redlich, explicó que es fundamental “permitir el acceso a bienes, servicios e instrumentos que permiten a la gente acrecentar sus posibilidades de vivir o practicar la cultura y el arte en las áreas que les interesen”.

Parte importante para el cumplimiento de esas metas recae en Red Cultura, un programa del Consejo que busca “contribuir a un mejor acceso y participación de la población al arte y la cultura”, y que enfoca su quehacer en tres ámbitos: Fomento al Desarrollo Cultural Local, Fortalecimiento a la Gestión Cultural Municipal y Apoyo a la Gestión de la Infraestructura Cultural Municipal.

En el marco de este programa nace Servicio País Cultura, desarrollado en conjunto con la Fundación para la Superación de la Pobreza y que, en su ciclo 2013-2015, trabaja con 44 municipios, de las 15 regiones del país, en distintas acciones tendientes a incentivar la acción participativa de la comunidad en el diseño y elaboración de proyectos constitutivos de planes municipales de cultura.

Es así, que en la Región de Antofagasta, Taltal es una de las 2 comunas donde se ejecuta el programa, en la que profesionales de Servicio País han realizado diversas acciones e intervenciones desde el pasado año.

Una primera etapa en el 2013, consistió en evaluar el estado y las condiciones de acceso de los habitantes, detectando los lugares con mayor vulnerabilidad en ese sentido. Posteriormente, se realizaron diversas intervenciones que culminaron a fin de año con la visita de una comitiva cultural, y la muestra a la comunidad del trabajo realizado en diversos talleres artísticos.

Este año, a fines de junio, tuvo lugar la primera jornada de validación del Plan Municipal de Cultura, que contó con la participación de representantes de organizaciones sociales, religiosas, entidades culturales y municipales.

taltal2La actividad, realizada por el Programa Servicio País Cultura, implementado en alianza con el Consejo de la Cultura, Fundación Superación de la Pobreza y municipio de Taltal, permitió a los asistentes conocer en detalle el Plan Municipal de Cultura, elaborado en diversas instancias de trabajo con la comunidad el 2013.

Luego, entre el 2 y el 11 de julio, se realizó en la comuna una residencia artística denominada “Comunidad y participación: cantando, actuando, creando, ando”, que permitió desarrollar tres importantes intervenciones en distintos rincones de Taltal.

En el Campamento Tiro al Blanco, por ejemplo, se realizaron talleres de circoteatro con ensayos de batucada, zancos, danza y teatro, que posteriormente convergieron en un colorido pasacalle que recorrió las principales avenidas de la ciudad.

Otro lugar intervenido fue el Centro Penitenciario de Taltal, donde un grupo de reclusos pudo participar en talleres de teatro y presentar una obra de ficción.
Sonia Barrientos, profesional de Servicio País que estuvo a cargo de la intervención, explicó que “este año el trabajo se focalizó en fortalecer la educación, en especial en lugares socialmente vulnerables. Hay un cambio en el sentido de que ya se habla de cultura como un tema relevante”.

Por su parte, Soledad Torres, monitora de la residencia artística realizada en julio y miembro de la Compañía de Circo Teatro Urgente Delirio de Valparaíso, señaló que “los resultados más importantes de las residencias artísticas tienen que ver más con los procesos, que con los productos, porque el compartir, generar, promover, el acceso al arte y la cultura, va cambiando los estigmas, en especial en grupos humanos de alta complejidad”.

La directora del Consejo Regional sostuvo al respecto que “tenemos el rol de generar estos espacios para que las prácticas culturales que están instaladas en el territorio, para que los intereses de la comunidad, que ellos han manifestado a través de los diálogos o conversaciones, puedan cursar efectivamente hacia instancias concretas realizadas en la comuna de Taltal, que tiene un gran potencial y muchas ganas de avanzar en su desarrollo cultural”.