Colegio Médico exige acelerar tribunal ambiental en Antofagasta

Gremio indicó que los antecedentes de la contaminación minera en Antofagasta, confirmados por el ISP, hacen que sea inexplicaple la postergación a la puesta en marcha de esta instancia judicial en la ciudad. Además hicieron entrega de antecedentes a la Brigada de Delitos Ambientales de la PDI.

descarga (1)Un urgente llamado al intendente Valentín Volta, para que realice a la brevedad, todas las gestiones necesarias para que entre en funcionamiento, en el más breve plazo, el Tribunal Ambiental de Antofagasta, establecido por ley para la macro zona norte, con asiento en esta ciudad, realizó el Colegio Médico de Chile Regional Antofagasta, a través de su presidente, el Dr. Aliro Bolados.

El máximo representante del gremio médico regional, justificó esta urgente solicitud, basado en la inexplicable postergación de esta instancia judicial en la ciudad y  los graves antecedentes científicos aportados por el Colegio Médico de Chile, sobre la contaminación portuaria en Antofagasta, cuyos resultados han sido confirmados por el propio Instituto de Salud Pública (ISP), demostrando graves concentraciones de polvo de arsénico, entre otros metales pesados, asociados al embarque de concentrados de cobre por el puerto local, evidencias que obran en poder de la autoridad.

Publicidad

Por este mismo motivo, el Dr. Bolados destacó que la solicitud del Colegio Médico al intendente Volta, hace necesario que la máxima autoridad regional, fiscalice cuanto antes el actuar, de las distintas autoridades con competencia ambiental en la zona, lo que sumado al escenario de rechazo de la Corte Suprema al recurso por el galpón, está generando una grave inestabilidad institucional, que amerita un tribunal que permita brindar equilibrio a esta problemática en la región.

Asimismo, el Dr. Aliro Bolados, aseguró que urge que el intendente Volta, tome las riendas del asunto, dado que hoy es de público conocimiento, que las distintas autoridades con competencia ambiental de la región, no han cumplido con su labor fiscalizadora. Esto, según el facultativo, se evidencia en los altos valores de metales pesados sobre las normas nacionales e internacionales, encontrados en dichas muestras, sumado al escándalo ambiental de Portezuelo, lo que podría configurar un notable abandono de deberes, de distintas autoridades ministeriales y la Superintendencia de Medio Ambiente, que deben velar por la salud de los ciudadanos, los cumplimientos de las Resoluciones de Calificación Ambientales de los proyectos, y el correcto manejo y transporte de productos mineros a través de la ciudad y la región, lo que provoca un serio desamparo social del accionar de la autoridad.

En este sentido, Bolados aseguró que ante este desgobierno en materia ambiental regional, el Colegio Médico de Chile y su Regional Antofagasta, continuará siendo implacable en la fiscalización de las actividades industriales y mineras, que pese a la gravedad de los hechos, continúan contaminando, aprovechando el nulo accionar de los entes fiscalizadores, que siguen actuando de manera indolente, pese a los graves antecedentes científicos, que prueban la contaminación cotidiana de las principales comunas de la región, entre ellas Antofagasta y Tocopilla.

ANTECEDENTES A LA PDI

Asimismo, el Dr. Bolados recordó a la opinión pública, que paralelamente al reciente fallo del caso galpón, el Colegio Médico ha aportado antecedentes a la PDI, para que se realicen las investigaciones, cuyas instancias se encuentran en curso en la Brigada de Delitos Medioambientales, en cuyo caso, el Ministerio Público se encuentra investigando los antecedentes aportados por el gremio médico.

“Como Colegio Médico hemos aportado a la policía distintas evidencias de contaminación, en las operaciones del puerto local, que hoy pese a no contar aún con un nuevo galpón de concentrados en funcionamiento, contamina principalmente de noche, durante sus procesos de manejo de embarques, clínicas, consultas médicas, centros de salud, un establecimiento educacional y edificios de departamentos donde viven cientos de familias, sumado al desastre ambiental que representa el centro de acopio de Portezuelo”, aseguró el facultativo.

Finalmente, el dirigente del gremio médico regional, manifestó su enorme preocupación, debido a que aún las autoridades competentes, no han tenido el coraje de detener la fuente que origina esas emisiones y lo que es peor, no se han intervenido los distintos inmuebles afectados, los cuales no han sido descontaminados y su población protegida de los efectos cancerígenos de dichas emisiones, por las autoridades, cuyos niveles de afectación deben ser medidos cuanto antes en las poblaciones afectadas.