Más que positivo fue balance que efectuaron los organizadores de la octava versión del Festival Antof. a Mil, en cuanto a participación y valoración recibió ya que, tras 11 funciones, el festival congregó a 15.990 personas en las comunas de Antofagasta, Mejillones y San Pedro de Atacama.

De esta forma ayer el encuentro multicultural  bajó el telón luego de ofrecer durante una semana espectáculos artísticos provenientes de Bolivia, Argentina, Colombia y Chile. Con una variedad de ritmos y colores, principalmente en la capital regional, donde se percibió con mayor fuerza la variedad de público.

Según cifras oficiales Antof. a Mil reunió a 11.190 espectadores en Antofagasta, 3.500 en Mejillones y 1300 en San Pedro de Atacama. Además del frecuente público que asitió a El Tiempo entre nosotros, performance que permitió acercar al público a la vida y actividades diarias de un actor, sus pensamientos, reflexiones y diálogos.

Publicidad

En este sentido, Carmen Romero, Directora Ejecutiva de Fundación Teatro Mil, señaló que “Estamos convencidos que este festival le hace bien a la gente, les brinda la posibilidad de acercarse al arte y a la cultura, abriendo oportunidades en las comunas donde se presenta. Por ello, seguiremos trabajando para el próximo año volver a seducir a los espectadores con montajes de excelencia y para toda la familia”.

Este 2016 Antof. a Mil ofreció siete espectáculos entre los que se cuenta el pasacalle nacional Reinas de la calle; ¡Parlamento!, la performance argentina El tiempo entre nosotros que estuvo cinco días de manera ininterrumpida en el Muelle Histórico; la presencia por primera vez de un espectáculo proveniente de Colombia con La negra grande es Colombia; la presentación de Sueño de una noche de verano; el radioteatro Drácula de Bolivia, la inclusión del montaje antofagastino La quebrada de los sueños y dos actividades de LAB Escénico que incluyó un taller y una entrevista abierta a Héctor Noguera.

Un festival que cada año, se transforma en una verdadera alternativa para ciudadanos y visitantes, que ven con buenos ojos la posibilidad de asistir de manera gratuita a espectáculos de gran calidad y belleza.