Comerciantes ambulantes de Paseo Matta siguen a la espera de una respuesta y solución por parte de la Municipalidad de Antofagasta tras violento desalojo

El pasado jueves, cerca de 70 comerciantes ambulantes del Paseo Matta, sufrieron un violento desalojo de sus puestos de trabajo, los que fueron sacados, e incluso algunos resultaron rotos y quemados, dejando a varios afectados. Sin embargo, hasta hoy no han tenido respuestas frente a lo ocurrido.

Fotografía del desalojo a vendedores ambulantes de Paseo Pratt. Fuente: Twitter.

Durante la madrugada del pasado jueves 04 de noviembre un grupo de alrededor de 70 comerciantes ambulantes situados en el Paseo Matta, específicamente entre las calles Baquedano y Pratt, sufrieron el violento desalojo de sus puestos de trabajo por parte de funcionarios de la Municipalidad de Antofagasta en compañía de Carabineros de Chile, acción que fue sin previo aviso, lo que provocó algunos enfrentamientos entre los locatarios y la autoridad.

Momento del desalojo

Nos encontrábamos haciendo guardia nocturna y aseo a eso de la 1 de la mañana, cuando de repente llegan funcionarios de la Municipalidad y Carabineros a nuestro sector irrumpiendo de forma agresiva. Empezaron a sacar nuestros toldos, los botaron y luego los quebraron, de hecho, llegaron con herramientas para romper los candados y cadenas de refuerzo que tenían estos toldos, parecía una escena de dictadura porque no nos dieron ninguna explicación”, relató uno de los vendedores que se encontraba haciendo guardia en el sector al momento del desalojo.

Publicidad

Instantes después del incidente, llegaron al lugar algunos de los dueños afectados, quienes se enteraron del desalojo tras un aviso que dieron los guardias que se encontraban en el sector vía WhatsApp, informando lo que estaba sucediendo junto con algunas grabaciones que se pudieron tomar en el momento.

Amigo, por favor no nos rompan los toldos, tienen un precio que parte de los 70 mil pesos en adelante. Ustedes saben que hay familias que comen con 70 mil pesos, les pedimos por favor que no sigan rompiendo los puestos de nuestra gente”, fueron parte de los dichos referidos a los funcionarios municipales por parte de los cuidadores y algunos dueños que alcanzaron a llegar al lugar.

Carabineros y funcionarios, al ver que llegaba más gente a defender sus puestos de trabajo, se retiraron rápidamente del espacio logrando llevarse alrededor de 40 toldos en total. Pero eso no fue todo, ya que según indicaron los comerciantes “también nos incendiaron alguno de los toldos que habían capturado y generaron un pequeño incendio en la esquina de Baquedano con Pratt, cerca de donde habían estacionado el camión”.

Cabe mencionar que el sector ocupado por los comerciantes ambulantes contaba con las medidas de distanciamiento correspondientes al momento del desalojo, las cuales no se habían cumplido en un comienzo cuando comenzaron a operar en el paseo, lo que fue corregido producto de algunas denuncias en redes sociales por parte de transeúntes de que existía una sobrepoblación de vendedores que impedían un tránsito ordenado por ese sector.

Al respecto, según sostuvieron los propios comerciantes, esa situación se había solucionado luego de dos semanas de haberse instalado, ya que algunos de los trabajadores recibieron multas por parte de Carabineros.

Organización de los comerciantes

La organización de los vendedores ambulantes, se originó a partir de una necesidad producto de la falta de sustento económico a raíz principalmente de la falta de oportunidades de empleo que ha generado la pandemia. La intención de estas personas de instalarse en aquel paseo es por un tiempo limitado y se debe principalmente a las distintas festividades del último trimestre del año (Halloween, Navidad y Año Nuevo), donde las oportunidades de generar ingresos económicos crecen aún más.

“Nuestra organización es sin lucro, nosotros no le pedimos a los vendedores que se instalan pagar por ocupar un espacio. Todo esto nace de una necesidad en estas personas de poder tener un sustento para así cubrir parte de sus necesidades básicas y en un comienzo es cierto que estábamos amontonados y desordenados porque llegó mucha gente a trabajar, pero eso se mejoró, se ordenó y ahora el paseo está mucho más expedito”, relató uno de los representantes de los comerciantes.

La agrupación de comerciantes comenzó a operar con sus puestos definidos e instalados en ese sector durante la tercera semana de octubre, sin embargo, han trabajado durante todo el año, ubicándose principalmente en calle Pratt, pero solamente con paños y no con las instalaciones de toldos.

“Los puestos de calle Baquedano hacia el sur (hasta el mercado), están todos autorizados en su funcionamiento por la municipalidad y ¿por qué no nosotros?, si estamos prácticamente en las mismas condiciones”, expresó uno de los locatarios quien también se refirió a su condición como ciudadano, ya que relató al medio, que hay algunas personas que salieron hace un tiempo de la cárcel y se les hacía aún más complejo encontrar trabajo, por tanto, la única alternativa que les quedó es practicar el comercio ambulante, intentando de esta manera poder reinsertarse en la sociedad.

“Aquí llegan personas a las 6 de la mañana a instalarse y nosotros les brindamos la oportunidad de que puedan venir y vender sus mercancías, no les cobramos ningún peso, por eso nos causa rabia lo que sucedió el jueves pasado porque aquí hay gente de esfuerzo que se saca la mugre trabajando día a día, pero eso no lo entiende la autoridad al parecer”, concluyó.

Diálogo con la Municipalidad de Antofagasta

Al día siguiente del desalojo, los representantes se dirigieron a la casa consistorial en busca de respuestas y soluciones redactando una misiva, la cual fue entregada al alcalde, Jonathan Velásquez, con el objetivo de establecer normas claras, de acuerdo con la ordenanza municipal vigente, para el correcto funcionamiento del paseo y así reordenar de forma adecuada los puestos de trabajo de estas personas.

“Nosotros tuvimos conversaciones con la encargada administrativa de la Municipalidad, junto con el abogado y allí reconocimos que lo que se está haciendo no corresponde, debido a la ordenanza municipal. Estamos consientes de aquello y sabemos que no es correcto, pero dentro de ese riesgo que estamos corriendo hay una necesidad y se llama trabajo”, relató el representante de los comerciantes, quien se refirió también a los plazos y condiciones que propusieron para acceder a los permisos correspondientes.

“Queremos trabajar de manera ordenada y en conjunto con la municipalidad, con el compromiso de dejar esto despejado el 31 de diciembre, que es lo único que le estamos pidiendo y se los hemos reiterado en más de una ocasión a las autoridades, ya que aquí está el compromiso por parte de todos de dejar de trabajar el día 31”.

En ese sentido, según lo relatado por el representante, la intención de los locatarios es tener un apoyo claro por parte del municipio y no seguir generando conflictos, ya que quieren evitar ir a instancias jurídicas producto de lo sucedido el jueves pasado.

“Nuestro objetivo es llegar a acuerdos con el alcalde y que nos de la cara porque no ha sido capaz de venir al paseo y preguntarnos : muchachos qué es lo que pasa, cómo podemos solucionar esta situación, pero hasta el momento nada, solamente nos ha enviado a conversar con personas que vienen detrás de él, las que han sido bastante respetuosas. De hecho, han tratado de buscar soluciones, sin embargo, las decisiones las toma el alcalde quien sigue sin pronunciarse”.

Respecto al altercado entre los comerciantes y Carabineros de Chile, la Municipalidad de Antofagasta no quiso entrar en detalles al respecto e indicaron que no se referirán al tema por el momento.