Promueven formación deportiva en escolares de Antofagasta

foto 6Programa Escuelas Deportivas Integrales (EDI) se desarrolla por tercer año consecutivo para motivar la práctica de actividad física desde el sector preescolar hasta la enseñanza básica.

Cerca de 7500 niños de entre 2 y 14 años de toda la región participan en el Programa Escuelas Deportivas (EDI) que desarrolla por segundo año consecutivo el Ministerio del Deporte en coordinación con el IND.

La iniciativa considera la implementación hasta fin de año de 159 escuelas deportivas en Antofagasta, Calama, Tocopilla, Taltal, Mejillones y San Pedro de Atacama, a los que se suman 17 encuentros formativos, para cuya ejecución se destinaron recursos por $ 227 millones.

Publicidad

“EDI es la nueva propuesta diseñada por el Ministerio del Deporte para entregar un nuevo impulso al desarrollo de la actividad física en niños y jóvenes de todo el país y combatir las altas cifras de sedentarismo que afectan a la población”, recalcó la Seremi del Deporte, Samia Pichara.

Añadió que con este programa, que se lanzó oficialmente en el Estadio Lautaro de Antofagasta, se amplía la mirada desde lo netamente deportivo, a una concepción integral incorporando en el proceso de formación aspectos biológicos, psicológicos y sociales.

Componentes

Esta iniciativa considera cuatro componentes operativos, donde en primer lugar aparecen treinta jardines activos, destinado a pre escolares de entre 2 y 6 años, que intervienen en actividades de psicomotricidad.

Para estudiantes de entre 6 y 11 años se definieron treinta y ocho escuelas de iniciación deportiva, donde los alumnos desarrollan habilidades motrices básicas y específicas, a través de acciones de pre deporte y polideportivas.

A ello se suman cinco escuelas de especialización deportiva, donde adolescentes de entre 12 y 14 años desarrollan procesos técnicos y pedagógicos para incorporarse en forma progresiva a la práctica de alguna disciplina deportiva.

Este año además se incorporó la ejecución de cinco escuelas para niños en situación de discapacidad, quienes desarrollarán habilidades motrices básicas o específicas, entregando un abanico de experiencias lúdicas.