Se acaba el secreto pontificio para casos de abuso sexual

Ante el revuelo causado por las distintas acusaciones, denuncias y sentencias referidas a los casos de abuso sexual ligados a la iglesia, el Papa Francisco decidió eliminar el secreto pontificio esperando terminar con la ley de silencio que ha rodeado los casos de abusos y agilizar la tramitación de las denuncias para que lleguen a las autoridades correspondientes.

Esta medida, aprobada en mayo y publicada este martes, siendo firmada por el secretario de estado se hace efectiva en todas las investigaciones que se llevan a cabo por el Vaticano y las diócesis que se relacionen con encubrimiento o pornografía infantil.

Con esto, la información se reunirá a través de un rogatorio internacional, mientras que, en documentos donde se vean involucrados a curias diocesanas, se dirigirá directamente al obispo correspondiente.

Publicidad

Asimismo, existirá el deber de cooperar con la justicia, sin tener en esta oportunidad la excusa del “secreto pontificio”, teniendo que entregar toda la información de casos y denuncias que manejen las diócesis.

En el documento declarado por el Papa se mencionó “No puede imponerse ningún vínculo de silencio con respecto a los hechos encausados ni al denunciante, ni a la persona que afirma haber sido perjudicada, ni a los testigos”.

Además, este aclara que la información obtenida y el manejo de esta deberá realizarse manteniendo la seguridad, integridad y confidencialidad.