¿Qué está pasando en Turquía?

Como parte de un proyecto de reurbanización y en una ofensiva de rescate patrimonial por parte del gobierno de Recep Tayyip Endorgan, primer ministro de Turquía desde hace más de una década y militante del “partido de la justicia y el desarrollo” (AKP) de tendencias islamistas, se inició el pasado lunes 27 de mayo  la demolición y tala de más de 300 árboles de un pequeño parque en el centro de Estambul; Ante esto, alrededor de unas 50 personas protestaban pacíficamente en contra del proyecto el cual consistía en la reconstrucción de un cuartel militar histórico de la época otomana y un centro comercial.

La pequeña manifestación fue duramente reprimida por parte de la policía antidisturbios de Endorgan, pero esto solo logro que aumentaran cada vez más la cantidad de manifestantes, entre ellos profesores, secretarias, intelectuales, artistas, escritores e incluso diputados de la oposición pertenecientes a el partido republicano del pueblo
(CHP).

“Todos los turcos están bajo presión desde hace diez u once años”, dijo Hallit Aral, “hoy, todo el mundo quiere que el primer ministro se vaya” [EL UNIVERSAL 02/06]

El parque Gezi se ha vuelto un icono de lucha, en donde algunos auguran una nueva “plaza Tahir” de Egipto,  escenario de fuerte enfrentamientos entre manifestantes y la policía del derrocado gobierno de Hosni Mubarak en el 2012 (en el poder desde 1981) como parte de la oleada de procesos revolucionarios prolongados y luchas espontaneas denominada como primavera árabe; La plaza de Taskim, principal foco de encontrones se ha sostenido por miles de manifestantes que desde el segundo día de las jornadas han mostrado su repudio a los intentos de Erdorgan de dirigir el país en base a lineamientos provenientes del Islam, dictaminando medidas como el reservar lugares anexos entre hombres y mujeres en diferentes contextos, desde el transporte público pasando por las escuelas, la prohibición de besarse en metros y un proyecto de ley que prohíbe la venta, publicidad y consumo de alcohol.  El islamismo como expresión del conservadurismo religioso que pretende introducir va mas allá: intenta cambiar el sistema parlamentario por uno presidencial, lo que equivaldría su puesto seguro en las elecciones presidenciales del 2014 llevándolo a mantenerse 10 años en el poder prolongando así su ofensiva neoliberal la cual se ha tenido que apaciguar retirando a la policía del lugar y retrasando el proyecto momentáneamente.

Publicidad

Y no solo han sido manifestaciones en desprecio de un gobierno pragmático y autoritario: Turquía ya ha sido espectador de otras manifestaciones registradas con anterioridad como fueron las realizadas por los independistas kurdas y las manifestaciones del primero de mayo, aun así han sido manifestaciones que se han subido tarde al carril de la juventud que sin miedo ha salido a las calles dentro del quinto año de la crisis capitalista mundial.

Clasificada como la mayor protesta desde el golpe de estado militar del 12 de septiembre de  1980 llevado a cabo por Kenan Evren y el consejo nacional de seguridad (MGK) el cual asesinó a Erdal Eren, joven de 16 años el cual para ser asesinado se le tuvo que cambiar la edad a 18 ya que la legislación turca no permite la ejecución de menores de edad, las protestas de Turquía están dando saltos enormes no solo ya por la defensa de un parque sino contra todo un modelo de régimen musulmán “democrático”  (se trata de un Estado perteneciente a la OTAN y candidato a la UE como mejor aliado de EE.UU y la “vía Europea”). ¿Será que la Primavera Árabe está influenciando a la juventud de Estambul, Arkana y las demás ciudades de Turquía como lo hizo con millones de jóvenes de diversos movimientos a lo largo del planeta como los #occupy Wall Street, movimiento #yosoy132, o los “indignados de España”?

Primavera árabe, demandas democráticas y el “Modelo Turco”

El llamado a huelga general de 2 días para este martes 05 de junio por parte del sindicato de trabajadores públicos (KESK) que reúne a más de 240.000 trabajadores insta a que se haga una necesidad a la salida de la clase obrera a la lucha, que tome y acaudille las luchas de la juventud así como los trabajadores del canal de Suez fueron un factor determinante este llamado a huelga general podría abrir nuevas aristas y saltos en la lucha de Turquía.

Como se ha visto desde el año 2010 en su segundo año de la crisis hasta el año 2013 el fenómeno de la primavera árabe ha logrado derrocar a varios dictadores -con profundas contradicciones- que por años mantuvieron el poder autocráticamente de los países del Magreb, con levantamientos principalmente de la juventud contra dictaduras de hasta 23 años.

Luego de la lucha del pueblo Egipcio y tunecino en donde se derroco a Mubarak y Ben Alí respectivamente, es que vemos contradicciones en el proceso: por un lado el partido burgués islamista “Los hermanos musulmanes” tomo el control del gobierno con una fuerte presencia militar sosteniendo el mismo régimen en lo político: Lo que buscan no es profundizar el proceso de levantamiento contra las dictaduras, sino, allanar el camino hacia el “modelo turco” para así, desviar y derrotar todo intento de ascenso revolucionario.

Los hermanos musulmanes los cuales miran excitados la “experiencia turca” no representan a la gran mayoría, no fueron aquellos que lideraron la lucha contra los regímenes totalitarios del norte africano ni menos las aspiraciones de la juventud,  en donde a través de la “trampa democrática” no llevaron a un triunfo de la juventud en lucha, sino a una reacción inminente.

Ante este triunfo relativo creemos que la única que puede realizar integra y efectivamente las tareas de los procesos revolucionarios (prolongados en este caso) es la clase obrera dando una lucha por el poder para así llevar hasta el final las demandas de la juventud y el pueblo pobre, sin una hegemonía obrera y una política revolucionaria que la lidere estos procesos se degeneran; Libia por ejemplo como parte de estos ascensos se transformo en una guerra civil con el bando “rebelde” liderada por el islamismo radical, tribus regionales, burgueses pro-imperialistas y ex disidentes del régimen, en donde el derrocamiento de Gadafi solo llevo a un gobierno pro-imperialista y reaccionario.

Estos primeros embates de la lucha de clases (principalmente de las capas medias) se reprodujeron a nivel mundial: Chile y la “juventud sin miedo” parte de la lucha del movimiento estudiantil por una educación gratuita con un 80% de adhesión en la principales encuestas del país o las “revueltas de Estocolmo” después del asesinato de una persona enferma por parte de la policía en las barrios periféricos de la ciudad, centros de la mayor entrada de inmigrantes y fuertemente golpeados por la política de recortes impuestos por el gobierno del primer ministro conservador Fredik Reinfeldt hace más de 7 años; y suma y sigue.

Mubarak y Gadafi han caído; el “fantasma” de la primavera de los pueblos  reapareció nuevamente en el escenario durante la jornada de protestas del 2010-2013 en el mundo árabe y musulmán y ahora amenaza al gobierno de Endorgan y su régimen. La lucha del Magreb, como la salida de la juventud a las calles que no se veía desde el ascenso de 1968 1 ha mostrado simpatía con el  proceso Turco en donde ven comprensible y activamente la lucha en dicho país.

Esto no es acabado. Así como en Egipto gracias a la intervención de los trabajadores del canal de Suez se logró dar un impulso al derrocamiento de Mubarak, otra similitud con el proceso de luchas de 1968 a 1981 es la simpatía de la clase obrera a estas luchas, así como en movimientos cómo #yosoy132 la juventud levantó demandas político-democráticas que logran dar un espaldarazo a la clase obrera instándola a luchar, y muy bien vista por parte de la misma, aunque no logran cuajar en una unión obrera estudiantil de las magnitudes vistas en el Barrio Latino de Paris;

Convergencias claras con la oleada revolucionaria de 1848, por mayores libertades democráticas, como la libertad de prensa,  contra el autoritarismo en respuesta a los reajustes propinados por la misma crisis (en un estado senil del capitalismo, lo que genera una diferencia con la prosperidad en el futuro de la juventud luchadora del 68´ 2) es que hoy las manifestaciones espontaneas de Estambul no han sido casualidad: la revuelta que ha durado cinco días, expresa como la juventud funciona como caja de resonancia de la sociedad, en tiempos de crisis la juventud es la primera que queda relegada a la marginación, el desempleo y la precarización laboral.

El “modelo Turco” aún se mantiene vigente, dentro de una zona de medio oriente y en donde sin ser un país árabe ha logrado ganarse la bonanza de países imperialistas aliados como Estados Unidos. Manteniéndose en una zona de total inestabilidad y movilización, el modelo turco puede verse en un momento decisivo: o mantiene la postura desafiante hacia los manifestantes, que a pesar de su retroceso y de haber calificado el proyecto como una decisión no definitiva (ahora plantea levantar un museo) no implica que el proceso se detenga por el desbordante uso de la fuerza ejercida por el gobierno a través de la policía o concesiona para desviar como se hizo en Egipto o Túnez –aun así a una escala mucho menor a las vividas hace dos años-.

Así como en Egipto importantes sectores de las clase media parecen conformarse con las promesas de libertades democráticas planteadas en el “modelo Turco”  pero los trabajadores, quizás alentados por las victorias de la primavera árabe, desafíen al gobierno extendiendo las huelgas, luchando contra la “democracia” de Endorgan y su régimen influenciado notablemente por occidente y parte de la “vía europea” de paz social y libre mercado.

Turquía, que desde su invitación a ser parte de la UE en 1963 (apoyado hoy en día en el  tratado de Lisboa que coincidió con la ampliación de la mesa en 1999 a la cual Turquía no quiso ser candidato para adherirse) ha logrado hasta el 2005 convertirse en lo que se denomina una “potencia regional” que frente a las grandes potencias imperialistas sigue siendo una semi-colonia periférica, pero con grandes aspiraciones de dejar de ser el puente de “Europa en Medio oriente”; Con esto, se desarrolla una importante discusión geopolítica que mantiene expectantes a aquellos defensores de la “identidad Turca”, uno de los factores que impulsa a salir a las calles a miles de manifestantes.

No todo está cerrado, es un proceso que recién se viene abriendo. ¿Será puesto en cuestión el anhelado “modelo turco”? al igual que Chile y la lucha principalmente de la juventud no solamente por una educación gratuita arrebatada en la oleada de dictaduras en los 70’ sino contra toda la “Herencia Pinochetista” ¿lograra dar un salto cualitativo en compañía del llamado a huelga general por parte de importantes sindicatos? ¿Pondrá en jaque el régimen de paz social que anhela la UE? ¿La primavera árabe estará resurgiendo como un fenómeno de lucha de la juventud frente a la crisis capitalista y el autoritarismo de Endorgan? Todo está abierto aún.

Uso desmedido de la fuerza

Los miles y miles de manifestantes que se han  concentrado en el parque Gezi han repudiado totalmente la fuerte represión por parte de la policía. Más de 100 heridos se registraron el pasado viernes en un punto de las más de 67 ciudades en la cual hubieron 235 enfrentamientos a lo largo del país registradas desde el martes 28; 1700 detenidos y suma y sigue.

“Atacaron a las 5 de la mañana (del viernes) con los cañones de agua y el gas lacrimógeno, entonces había unas mil personas en el parque, la gente se asustó y huyó”, comenta en la plaza Taksim, a pocos metros del parque, en el centro de la ciudad, Baran Civan, un estudiante de 22 años que ha participado en las protestas desde el primer día” [EL PAIS, 31/05]

La policía ocupó los gases y los cañones de agua mientras los manifestantes se dirigían hacia la oficina de Endorgan en el barrio de Besiktas en Estambul. También se recalcaron los cascos de la policía con sus números de identificación tapados con el fin de ser irreconocibles.

Según la agencia de prensa anatolia, hubieron más de 56 policías heridos expresando lo combativo de estas revueltas. Por otra parte el sindicato del hospital de la capital Turca, Arkana,  enumero a más de 414 civiles heridos solo durante la jornada del sábado solo en la capital en donde seis de ellos están en estado de gravedad.

Las organizaciones de derechos humanos hablan de un millar de heridos durante las jornadas y amnistía internacional confirmo la muerte de dos manifestantes ¡Basta de represión a la lucha de la juventud Turca!

Países imperialistas como Estados Unidos e Inglaterra instaron al gobierno de Endorgan a la moderación, tras el repugnante actuar de las fuerzas policiales.

A pesar de que se retiró la policía de la escena momentáneamente los manifestantes fueron desalojados la noche del domingo, en donde se trasladaron al barrio residencial Kavaklidere situado a 2 km del parque Taksim; Se levantaron barricadas para impedir el acceso de la policía la cual volvió a reprimir duramente sin lograr repeler a la masa.

La falta de cobertura mediática y la represión a periodistas.

A la represión desmedida se le suma la poca cobertura mediática del proceso, esto no es casualidad: Mientras se desarrollaban los enfrentamientos la emisora Star TV  mostraba el concurso de Miss Turquía y la CNN turca transmitía un documental sobre pingüinos.

Ante esto cientos de personas se reunieron frente al canal progubernamental “HaberTurk TV” en Estambul el domingo y 2000 acudieron a la puerta de NTV el lunes para protestar por la nula cobertura mediática.

Pero el problema tiene trasfondo: Las principales cadenas de televisión de por si guardan silencio sobre protestas o manifestaciones para con el fin de evitarse problemas con el gobierno. Solo pocos periódicos informaron de lo que pasaba, para ello los que querían informarse tuvieron que revisar las redes sociales o simplemente salir a las calles y ver la revuelta con sus propios ojos.

Existe la razón del entramado entre propietarios de los medios de comunicación, los cuales sus fines políticos y su relación con el gobierno los pone del lado de Endorgan, así como también los mismo dueños son dueños de importantes banco y constructoras que lo último que desean es una encontrón con el gobierno.

También existe una alta variedad de medios islámicos leales al gobierno del primer ministro  (Kanal 7, Samanyolu TV y Ulke TV y el diario islámico Yeni Safak)

Así como estos, están los diarios centristas tales como el Milliyet el cual no pensaría en irritar al gobierno, pero esto tiene un fondo político.

Quien ose enfrentarse al gobierno puede terminar en la ruina –como quizás podría haberle pasado al conglomerado Dogan, que se enfrentó con el gobierno y éste lo castigó con una multa de US$2.500 millones, haciendo bajar sus acciones un 20%- o preso. [¨BBC MUNDO 04/06]

Turquía es el país que más encarcelo periodistas en el 2012, superando a China e Irán, al menos 66 periodistas están actualmente presos, muchos esperando juicio según la federación Europea de periodistas, a pesar de esto el gobierno se defiende diciendo que los encarcelados son acusados de conspirar o pertenecer a organizaciones ilegales ¡Basta de persecución política, Libertad total a los presos políticos!

Esto ha generado un temor generalizado entre los periodistas por criticar al gobierno que sigue como un panóptico su trabajo diario.

 

  1. Ver: “Lucha de clases y nuevos fenómenos políticos en el quinto año de la crisis capitalista” Claudia Cinatti, “Revista estrategia internacional, N° 28, septiembre 2012.

  2. Ver: La emergencia de la juventud en “Lucha de clases y nuevos fenómenos políticos en el quinto año de la crisis capitalista” Claudia Cinatti, “Revista estrategia internacional, N° 28, septiembre 2012.