Comunidad Médica alerta al país por la fragilidad de la situación sanitaria y exige al gobierno tomar medidas

El Colegio Médico y Sociedades Científicas manifestaron su intranquilidad frente a esta segunda ola, solicitando a las autoridades avanzar en medidas como claridad referente al plan Paso a Paso, además de que éste privilegie lo sanitario, así como también el endurecer restricciones a viajeros y cancelar el permiso vacaciones, entre otros puntos.

A más de un año del primer cado de Covid-19 identificado en Chile, la Comunidad Médica busca transmitir a la población y al gobierno, a través de un comunicado, el difícil momento sanitario que se a traviesa a nivel nacional. Haciendo énfasis a la compleja situación de ocupación de camas, que pese a tener un plan de expansión, este sería limitado, además de requerir un gran esfuerzo por parte del personal médico que hoy, ya se encuentra agotado.

Esta preocupación, según se indica en el documento, aumenta con el ascenso de nuevos casos positivos, a lo que se le suma una mayor movilidad, modificaciones en el plan Paso a Paso que ha dado paso a la apertura de casinos de juego, cines y restaurantes, entre otros espacios que, frente al cambio estacional, obliga a estar preparados e implementar medidas con urgencia.

Motivo por el que el Colegio Médico y Sociedades Científicas recalcaron que si no se toman medidas efectivas ahora, no sólo se lamentarán muertes y enfermos críticos, sino también aparece la posibilidad de no poder atender a todo aquel que lo requiera.

Publicidad

Dicho esto, se llama a la población a reforzar las medidas de prevención, como el continuar con el distanciamiento físico, preferir espacios abiertos y ventilados, lavado de manos frecuente y utilizar la mascarilla de manera correcta.

Asimismo, instan a las autoridades del gobierno a avanzar en los siguientes puntos:

  • Privilegiar lo sanitario en el plan Paso a Paso, limitando las actividades de alto riesgo en espacios cerrados y con poca ventilación, permitiendo aquellas de bajo riesgo en espacios abiertos y ventilados, manteniendo una coherencia entre las actividades productivas y las libertades individuales.
  • Clarificar los indicadores de avance y retroceso del plan Paso a Paso. Hoy se toman decisiones sin dar a conocer sus argumentos objetivos, lo cual aleja a la ciudadanía de las medidas.
  • Fortalecer la estrategia de Testeo, Trazabilidad y Aislamiento, entendiendo que ésta es la medida más relevante que permite cortar la cadena de transmisión sin someter a la población a medidas restrictivas con baja aceptación y adherencia.
  • Endurecer las restricciones a viajeros, extremando las medidas para limitar la introducción al país de nuevas variantes, y ampliar la vigilancia genética de la circulación viral en Chile.
  • Suspender el permiso de vacaciones, que ha tenido un enorme impacto en la movilidad de las personas y con ello, en la grave situación epidemiológica actual.
  • Establecer incentivos o subsidios que faciliten la obligación de las empresas de adoptar protocolos COVID-19 en los lugares de trabajo y/o implementen teletrabajo, y diferir horarios de ingreso en empresas que no tengan opciones de mantener el teletrabajo.
  • Mejorar la comunicación de riesgo. Muchas de las decisiones son inentendibles para el personal sanitario y la ciudadanía.
  • Seguir con el plan de vacunación, de acuerdo a lo trazado, privilegiando a los grupos de mayor riesgo.