Impuesto a los “súper ricos” genera disyuntivas desde distintos sectores

Si bien desde un lado es visto con buenos ojos, hay especialistas que aún difieren del proyecto calificándolo como "Difícil de implementar".

El impuesto a los “súper ricos” aprobado el pasado 21 de abril, si bien desde otros sectores es mirado con buenos ojos, no ha convencido del todo a los especialistas, quienes calificarían la propuesta como muy difícil de implementar o como “un fracaso” en otros países. 

A FAVOR O EN CONTRA

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) es una de las entidades que promueve este proyecto, respaldando el impuesto a los “súper ricos” en el Congreso al igual que la FIEL, argumentando que “El hecho que sea tan poca gente la que hay que fiscalizar permite que sea muy eficiente el cobro del impuesto. El Servicio de Impuestos Internos podría hacer rápidamente (lo que propone el proyecto son 30 días) este cobro de impuesto patrimonial“. 

Publicidad

A su vez, desde el poder legislativo la idea ha sido impulsada con bastante apoyo llegando a obtener 105 votos a favor, superando el quorum necesario de 3/5. Por su parte, Catalina Pérez, diputada de Antofagasta quien votó a favor de este impuesto, expresó que “Quienes se han enriquecido a costa de las y los trabajadores deben aportar recursos para poder garantizar derechos sociales ya. Las grandes fortunas han aumentado su riqueza en un 70% en plena pandemia y, entre ellos, figura la familia del Presidente, eso es muy indignante“.

Sumando el voto afirmativo de Esteban Velásquez, diputado de Antofagasta, quien afirmó “Voté a favor porque soy un convencido de que los que más tienen, deben poner más, y estamos hablando de fortunas de miles de millones de dólares”, agregando que la propuesta del royalty a la minería “Ya está en su etapa final en la Cámara de Diputadas y Diputados para también recaudar mayores ingresos de nuestros recursos minerales“. 

Mientras que desde el oficialismo se tomó la idea de la diputada Camila Vallejos y se presentó un proyecto que fue nombrado “Impuesto a los súper ricos 2.0”, que finalmente fue rechazado, pero interesó al poder ejecutivo y planean volver a presentarlo. Frente a esto, la diputada Pérez comentó que “Las iniciativas de Chile Vamos hay que revisarlas bien, porque vienen con letra chica. El impuesto al patrimonio es un perdonazo de impuestos a los más ricos, convirtiéndose en un ahorro para las grandes empresas“.  

Asimismo, el diputado Velásquez valoró como “interesante” el hecho de que desde el oficialismo se vayan sumando a propuestas como estas tanto como en el tercer retiro, el impuesto a los súper ricos y también el royalty, añadiendo “Estamos moviendo las bases del sistema tan injusto con las chilenas y chilenos que sólo impone obligaciones y no reconoce derechos”. 

Por otro lado, el director del Servicio de Impuestos Internos (SII) Fernando Barraza, expresó que la propuesta “carece de todos los elementos para poder implementarse” al exponer en la Comisión de Constitución, el director del SII sostuvo que, si bien hay poco más de 59 mil contribuyentes calificados como de alto patrimonio, solo 1.409 podrían calificar para ser gravados con el tributo que se propone. 

De igual manera, especialistas como el economista Claudio Agostini o el ingeniero comercial Carlos fuentes Valenzuela, catalogan la idea como una que ya “fracasó en otros países”. En tanto, cabe recordar que según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en 1999 eran 12 países los que aplicaban impuestos a las más altas fortunas y actualmente son solo tres.