“No puede desconocerlas”: Gobernadores Regionales emplazan al Ministerio del Interior a solucionar crisis migratoria

Dentro de las propuestas se encuentran controles fronterizos, comités humanitarios y una serie de expulsiones por antecedentes penales graves, en busca de "una solución que asegure mínimos de dignidad, humanidad y seguridad para todas y todos".

Imagen referencial

Frente a la crisis migratoria y el descontrol registrado en los últimos días respecto a las nulas soluciones desde las autoridades, la Asociación de Gobernadores emitió una declaración que emplaza al Gobierno y al Ministerio de Interior a responsabilizarse por las políticas migratorias.

En el comunicado manifiestan su “total apoyo” al Gobernador de Tarapacá, José Miguel Carvajal expresando; “La responsabilidad de mantener el orden y seguridad de todas las personas que habitan el país, es potestad del Ministerio del Interior y por extensión en las regiones, de los designados delegados presidenciales”.

Asimismo, acusan que las medidas tomadas por el Ministerio de Interior “no han sido efectivas” y que el anuncio de nuevas expulsiones “tampoco va a resolver la situación de descontrol en las fronteras del norte y de sus ciudades. Si consideramos que las medidas dispuestas desde 2018 por este Gobierno, son reconocidas internacionalmente como ineficaces para generar una migración segura y han producido un aumento histórico de la irregularidad migratoria, más de una decena de muertes en frontera, y actos como los vistos los últimos días en Iquique, con agresiones entre seres humanos, no podemos sino sospechar de la real voluntad de este gobierno por mantener la seguridad de nuestros compatriotas y de las personas que migran desesperadamente desde sus países de origen” declararon.

Publicidad

Dentro de los puntos regulatorios que solicitan desde la asociación se encuentra el establecimiento de un control de ingreso con tomas PCR, además de albergues humanitarios provisorios que brinden alimento y abrigo a las familias migrantes. También proponen comités de crisis regionales y macrorregionales, la promoción de transporte seguro a cada destino, mejor tramitación de refugios y estancia provisoria para regulación de permanencia.

A esto, se suma las medidas de expulsiones sólo en casos de personas con antecedentes criminales graves en sus países de origen. Medidas que aseguran “están dentro de las facultades del Ministerio del Interior, por lo que NO puede desconocerlas”.

Finalmente reconocen la migración como “un derecho humano y, al mismo tiempo concluyen el entendimiento de “el malestar de las ciudadanas y ciudadanos de nuestras regiones, y por eso buscamos ser parte de la solución, pero de una solución que asegure mínimos de dignidad, humanidad y seguridad para todas y todos. El Nuevo Chile así lo exige”.