Imágenes cedidas por la Familia

En conversaciones con la familia de Bruno, quienes a través de redes sociales dieron a conocer el fallecimiento de un neonato, que tras 39 horas de trabajo de parto y una cesárea de urgencia, falleció en el Hospital Luis Tisné, en Santiago. Acusando al recinto hospitalario de ejercer negligencia médica y violencia obstétrica durante el pasado miércoles 27 de septiembre.

La abuela de Bruno y madre de Danays Hernández, joven de 20 años que estuvo por 39 horas en trabajo de parto en el hospital de Santiago, señaló la situación que vivió la familia de Bruno.

“De verdad, nosotros estamos mal, sobre todo, durante este día (5 de oct) porque se viene lo peor, porque quizás nos entregan el cuerpo de Brunito. Lo tenemos que ir a buscar al SML y vestirlo. Es verdad, que es tan angustiante y te afecta tanto el tema de saber que tu hija haya estado con 39 horas de trabajo de parto, que no la hayan tomado en cuenta. La rabia y la impotencia que siento, y que dan ganas de decir: Cómo no te distes cuenta o cómo yo no estuve allí, por ejemplo, para golpear una ventana y exigir que por favor le sacaran el niño a mi hija”, expresó.

Publicidad
Imágenes cedidas por la Familia Afectada.

Daniela Villacura, explicó que el proceso de gestación venía con toda normalidad, ya que, “nunca tuvo complicaciones, mi nieto venía completamente sanito, el venía de término”.

Con respecto a lo sucedido durante el día miércoles 27 de septiembre, fecha en que Danay se dirige hacia el Hospital Luis Tisné, la abuela del pequeño indicó “Mi hija empezó a perder líquido a las 5 de la mañana del día miércoles y a alrededor de las 10 de la mañana se dirigió al hospital y a las 12:30 la hospitalizan”.

Ya en el lugar, señala que se comunicaba frecuentemente con su hija. “Yo la llamaba y la llamaba y le decía: Hija cómo vamos y me decía Mamita no pasa nada. Le pregunté si la habían monitoreado y me decía que si la habían monitoreado”.

“Supuestamente le iban a inducir el parto a las 5 de la tarde del día miércoles, y recién el día jueves le dieron ¼ de pastilla a las 14:00 pm y aún así no pasaba nada. Si le dieron ¼ de pastilla y se dieron cuenta que la niña tenía contracciones y que no se dilataba, ¿por qué no le hicieron cesárea?”, comentó Daniela.

Agregando que en el hospital “nunca hicieron el intento por sacar al niño, solo le hacían tacto y ahí se quedaban esperando. Hasta que tuvieron que realizar esta cesárea de urgencia a las 2:30 de la madrugada del día jueves (27 de sept), porque se dieron cuenta que el niño había dejado de latir. El niño se secó y se ahogó adentro. Como no, si la tuvieron 39 horas en trabajo de parto”.

Además, al ser consultada sobre cuál fue la respuesta que el Hospital le entregó a Danays por el fallecimiento de Bruno, indicó que “le dicen que el niño no sobrevivió y recién allí dejan ingresar a mi yerno cuando el niño ya estaba fallecido. Mi yerno es poco lo que nos ha dicho que le explicaron, por todo el shock del momento. Solo recuerda que le dijeron: Sácate fotos porque va a ser la última vez que veras a tu hijo. Mi hija por otro lado, estaba anestesiada, sedada y en shock también”.

Finalmente, es durante el día sábado 2 de octubre, en el Alta Médica a Danays cuando la familia decide manifestarse a las afueras del recinto luego de que no le dieran las explicaciones correspondientes sobre lo acontecido, además de acusar malos tratos por parte del personal del Hospital Luis Tisné.

Imagen de rrss de Abuelo de Bruno.

“El día sábado le dan el alta a mi hija y a los chiquillos no le dijeron nada. El hospital de hecho no quería dejarme pasar a ver a mi hija, no quería que nosotros hiciéramos nada. Hasta una matrona me dijo que para qué íbamos a hacer algo, que ya no se podía hacer nada y que hagan lo que hagan no van a conseguir nada. Ahí se equivoca porque si uno lucha hasta el final, uno puede hacer justicia”, afirmó la madre de Danays.

NO ES EL ÚNICO CASO

Con el paso de los días, la abuela del menor indicó que a través de redes sociales que han sido muchas las personas que le han expresado su apoyo y dado a conocer que el caso de Bruno no es el único. Ya que, “Ha habido muchos casos, hoy día (lunes 4 oct) nos apoyó el abuelito de Mateo. Que les ocurrió el mismo error y Mateo falleció el 28 de septiembre, en el mismo hospital. Ellos tuvieron el mismo, pero el mismo caso y ahora lo que se está averiguando es si son los mismos médicos o el mismo equipo. Ellos también están con abogado y también están buscando que se haga justicia con el hospital”.

Como medio intentamos comunicarnos con el abuelo de Mateo. Sin embargo, nos comentó no encontrarse emocionalmente apto para hablar del caso de Mateo aún.

Imágenes cedidas por la Familia de Bruno.

Un guardia del hospital y un caballero que trabaja afuera del hospital, dijeron que era pan de cada día. Que todos los días salían mamitas sin sus guagüitas y que lo único que hacían era entregar una cajita y listo, y ellas no hacían nada porque son jóvenes y están bien desorientadas”, agregó Villacura.

La suerte nuestra es que nos dimos cuenta que algo no andaba bien, que algo estaba ocurriendo que no correspondía y una sobrina mía empezó hacer presión que demandáramos, que llamáramos, que empezáramos a investigar. De verdad que, si no hubiese sido por ella, no hubiéramos hecho nada”, también aclaró Daniela.

IRREGULARIDADES

Añadiendo que han vislumbrado gran cantidad de advertencias, comentando que desde el espacio médico todo fue irregular y extraño, ya que, durante el día del alta médica, “El hospital le ofreció a mi hija asistencia psicología, y también, le ofreció cremar a mi nieto gratis”. Situación que encontraron extraña, por lo que se dirigieron hacer la denuncia respectiva a la Brigada de Homicidio de la PDI.

Daniela indicó que “ellos (PDI) retiraron el cuerpo del hospital, luego que el fiscal consiguiera inmediatamente la orden para retirarlo de allí”.

Durante este martes 5 de octubre, Daniela informa que su hija Danays fue citada a declarar por la Brigada de Homicidio y que mañana 6 de octubre, le harán entrega del cuerpo de Bruno. Mientras tanto, Daniela Villacura, solicitó el apoyo de todas las personas para que se aclare el caso de su nieto.

ORIENTACIÓN

Para conocer sobre el tema, se contactó al Dr. Francisco Bueno, Jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional de Antofagasta, quien explicó qué es lo que ocurre cuando una embarazada libera liquido amniótico en su casa y se dirige hacia el hospital.

El Doctor Bueno aclaró que “Primero tenemos que dejar bien en claro algunas cosas. Lo primero, es la RPM o rotura prematura de las membranas, que es la pérdida de líquido por una pérdida de continuidad de las membranas amnióticas. Lo primero que hacemos es, clasificar de acuerdo a la edad gestacional y cuando ya la persona esta de término, que son arriba de las 37 semanas y no hay trabajo de parto, se llama una rotura precoz de membranas. Antes del inicio del trabajo de parto, pero se debe evaluar la edad gestacional”.

Doctor Francisco Bueno, Jefe de Obstetricia y Ginecología del Hospital Regional de Antofagasta.

“Cuando ya la paciente, ha cumplido su edad gestacional de poder dar nacimiento. Ósea, arriba de las 37 semanas y si pierde líquido amniótico, significa que hay que pensar en inducir o interrumpir el embarazo. Aquí las posiciones clásicas son dos en un embarazo de término con rotura prematura de membranas: una, antiguamente era la espera de 24 horas esperando la condición cervical, muchas de estas pacientes empezaban dentro de las 24 hrs. con trabajo de parto espontaneo, obviamente se le pide a este grupo de pacientes sus exámenes para descartar infección, ya que, previamente todas tienen su control prenatal para buscar la presencia de estreptococos o ausencia y manejar el antibiótico correspondiente”.

Dos, cuando la paciente llega con la membrana rota, actualmente no realizamos la espera de 24 hrs. Sino que se indica la interrupción del embarazo cuando ya es de término. Porque hemos visto que los resultados maternos perinatales son mucho mejores en la no espera que en la espera. Por lo tanto, una vez que llega (la paciente) uno empieza a determinar el tiempo e indica, de acuerdo a las condiciones cervicales, de acuerdo a la pelvis, a la presentación, a la variedad de posición uno decide inducir el parto”, señaló el Jefe de Ginecología y Obstetricia de HRA.

El doctor comentó que “para eso tenemos dos formas: la primera es poner un suero que produce contracciones y trata de dilatar el cuello, que es la oxitocina. Y la segunda, es a través de un medicamento que es el misoprostol que se coloca para que produzca la maduración cervical y la dilatación del cuello. Si las condiciones obstétricas nos lo indican o está en una posición que es anómala, que no es tan buena, uno decide la cesárea. Eso es lo que actualmente, se hace y está dentro de las normas”.

Con respecto a si a los hospitales, las cesáreas les generaba un costo más alto que al realizar un parto normal y si recibían bonificaciones si no realizan cesáreas en un mes, indicó lo siguiente:

“Algunas precisiones y algunas aclaraciones sobre esto, las cesáreas son un tema a nivel mundial por su alta tasa. Efectivamente, que cuesta más una cesárea que un parto normal. Una cesárea necesita el anestesista que este cerca, se necesita una serie de medicamentos y Horas Hombres y Horas Pabellón por lo que obviamente es mas costoso”, señaló el Doctor Francisco Bueno.

No hay bonificaciones para esto, lo que sí, hay metas mensuales, metas ministeriales aquí y en todo el mundo que tratan de disminuir la tasa de cesáreas”. El doctor aclara que cada país y hospital tiene sus propias metas. “Nosotros acá tenemos la meta ministerial de menos de 32% de cesáreas y eso va variando cada mes, pero hay algunos hospitales con más, pero no se reciben bonificaciones”, finalizó.