Estudio reveló que uno de cada cuatro jóvenes extranjeros logra acceder a la educación superior en Chile

Uno de los principales objetivos de este estudio, es profundizar en el acceso a la educación superior en el grupo de estudiantes migratorios que hay actualmente en Chile.

Este miércoles 17 de noviembre, se publicó el informe “Casen y Migración: Educación, Formación y Acceso a oportunidades: desafíos aún pendientes“, realizado por el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) y Educación 2020. En este estudio quedó en evidencia que uno de cada cuatro estudiantes migrantes logran acceder a la educación superior.

Cabe destacar, que uno de los principales objetivos de este estudio es profundizar en el acceso a la educación superior en el grupo de estudiantes migratorios que hay actualmente en Chile, para esto, SJM logró obtener el material necesario gracias a los resultados de la última Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional.

Como punto de partida, según el informe publicado en Cooperativa, el estudió indicó que la matrícula de estudiantes pequeños y adolescentes ha aumentado considerablemente, por ejemplo, en 2015 se registraron 30.625 inscripciones de niños, niñas y adolescentes, esta cantidad ascendió a 192.045 en 2021. A su vez, se señaló que a pesar del incremento, este ha desacelerado.

Publicidad

Pues en 2016 las inscripciones en el sistema escolar de estudiantes extranjeros aumentó en un 99,5%, mientras que en 2019 este bajó a un 41,2%. Por otra parte, el crecimiento en 2020 fue de solamente un 10,3% y en 2021 de un 7,9%. Si bien, hay distintos motivos del por qué ocurre esta situación, lo cierto es que la pandemia ha afectado enormemente la educación de esta parte de la población, al menos en los estudios superiores.

En comparación a los estudiantes chilenos, el porcentaje del acceso a las clases online de aquellos jóvenes extranjeros inscritos en las distintas universidades del país, marcó una gran diferencia en este estudio, debido a que, según sus registros solo un 25% de estudiantes migrantes pudieron conectarse de manera virtual, mientras que los de Chile 54% pudo entrar a las clases online.

Los expertos, explicaron que una de las razones de esta diferencia podría ser la ocupación de los jóvenes, ya que mientras de un 100% de estudiantes chilenos solo el 28% está trabajando, otro 61% señala estar inactivos, pero por el lado del grupo de extranjeros, los índices indican que un 50% de ellos está ocupado laboralmente.

“En Chile son de conocimiento general las dificultades para acceder a educación superior, y estas barreras se agrandan para el caso de la población migrante. Muchos extranjeros que terminan enseñanza media en Chile, al no poseer permiso de residencia definitivo o al no haber realizado toda su enseñanza media aquí, tienen dificultades para conseguir financiamiento, como son becas o la misma gratuidad”, explicó Carlos Figueroa, director de Incidencia y Estudios del SJM para Cooperativa.