13.6 C
Antofagasta
Viernes 20 de Mayo del 2022 05:22

Chip de perro encontrado dentro de un anticucho correspondía a un poodle: Familia ya sabe el terrible destino de su mascota

Una niña de 8 años presentó malestares tras consumir un anticucho en la calle, encontrándose el chip de un perro en su estómago. Correspondía a un can de raza poodle con dueños, cuya familia ya sabe el macabro destino de su mascota. Crecen los llamados a no consumir alimentos del comercio ilegal en la calle y que se sancione a los responsables.

Lea también:

El Diario de Antofagasta
El Diario de Antofagasta
Noticias de Verdad. DiarioAntofagasta.cl es el medio digital más leído de la región minera de Chile. Noticias, entrevistas, reportajes, fotos, videos, opinión y contenido de Antofagasta, Calama, San Pedro de Atacama, Tocopilla, Mejillones, Taltal.

La Concejala Municipal de la comuna de Estación Central, Michelle Tabilo, denunció este jueves a través de su cuenta de Facebook que una vecina de la comuna se habría tragado un chip de perro, luego de consumir un anticucho comprado en la calle.

La persona afectada, una niña de 8 años, fue atendida en un centro asistencial luego de presentar malestares estomacales. Dentro del lugar, se indicó que sus molestias era producto a que se encontró un chip de perro dentro de su estómago, el cual procedió de un anticucho que la vecina consumió en el Barrio Meiggs.

Una información que causó amplio impacto en todo el país, debido a la naturaleza de alimentos que pueden adquirirse en el comercio ilegal, generándose amplios llamados a no consumir alimentos procedentes del comercio ambulante.

Consultado al respecto el alcalde de la comuna, Felipe Muñoz, afirmó que la Concejala le habría comentado que; “una amiga de ella había ido a Meiggs, a la parte que pertenece a Estación Central, y había consumido un anticucho con la hija”.

Primero le hicieron un escáner, el que arrojó el chip, pero la niña se empezó a sentir mal y le tuvieron que hacer el retiro del chip“; añadió el alcalde.

Además, los medios de comunicación le preguntaron al Alcalde que si la familia que habría inscrito el chip estaba al tanto de los hechos, a lo cual el edil indicó: “me comunicaron que sí. Lo único que puedo decir es que era un perrito de raza poodle“.

Luego del impactante hecho, la Seremi de Salud, en conjunto a la Municipalidad y Carabineros; realizaron una dura fiscalización en el lugar con el fin de decomisar y fiscalizar los carritos que se encontraban en el lugar vendiendo.

Asimismo, poniendo en cuestión la salubridad y las condiciones en las que los comerciantes se encontraban vendiendo los alimentos.

- Publicidad -

EN PORTADA