“¿Cómo la gente es tan tonta para votar por Piñera?”

Cristobal Santibañez, El Niño Héroe de Antofagasta
Cristobal Santibañez, El Niño Héroe de Antofagasta

Este pequeño antofagastino de 13 años, que se ganó la admiración de muchos a lo largo y ancho del país, cuenta por qué levantó el cartel apoyando a sus compañeros en huelga de hambre en pleno desfile.

Tranquilo, simpático y por sobre todo, muy maduro para su edad, pero siempre derrochando la chispa de todo niño. Así se ve Cristobal Santibañez, “El Chiqui”,  mientras saborea una leche con chocolate. La señora que atiende la cafetería lo felicita con los ojos humedecidos y le pide que no se rinda. Palabras parecidas pueden leerse por montones en los comentarios del video que muestra su hazaña, también en su perfil de Facebok y las opiniones de los lectores de este diario.

“Tuve miedo” -confiesa- “pero me acordé de mis compañeros, de mi familia que estaba apoyándome y lo hice. Saqué el cartel que estaba bajo la camisa y lo mostré”, cuenta el estudiante de octavo básico del Liceo Experimental Artístico de Antofagasta.

Y es que a sus 13 años, este pequeño fanático de Southpark, ya es considerado un héroe por su osadía y valentía, transformándose en todo un mito urbano de la ciudad. En pleno desfile de aniversario de su liceo, levantó un cartel con la leyenda “Fuerza Huelga de Hambre” (Ver video y noticia anexa). Desde entonces todo fueron aplausos y felicitaciones, aunque también largos interrogatorios en la oficina del inspector general del colegio.

Publicidad

“Me preguntan por mi parche de Allende en la Mochila o si la Jota me obligó a levantar el cartel”, dice divertido. Pero así mismo, cuenta como poco y nada le preguntan por su vocación para ser un Profesor de Inglés. “Me gustaría educar a la gente”, reflexiona, mientras comenta que su profesora favorita no lo reta ni discrimina por sus opiniones, sino que lo coloca como ejemplo.

¿Qué te motivó a levantar el cartel?

Mis compañeros, mis compañeros del Liceo Técnico que están en huelga de hambre. Aproveché ese día, que era el desfile del liceo, para que todos supieran las medidas que ahora hay que tomar, para que el gobierno nos tome en serio.

¿Cómo fue la reacción de las personas?

Cuando yo saqué el cartel me aplaudieron. Me aplaudieron harto.

¿Y qué te dijeron tus compañeros luego que levantaste el cartel? En el video se ve que una compañera tuya lo baja.

Las que me bajaron el cartel me felicitaron. Pero ahora ya no las pesco mucho porque son, por decirlo de algún modo, amarillas. Según ella, me dijo que lo había bajado porque al lado estaba el coordinador y le dijo  que me lo bajara, pero en el video yo en ningún momento veo que alguien les diga que hagan eso. Aunque cuando yo lo levanté, la profesora me empezó a gritar de atrás que lo bajara. Tal vez por eso actuaron así.

¿Qué te parece el actuar de los políticos de Antofagasta, que se refieren en duros términos contra  los estudiantes como tú?

Si yo fuera ellos, de verdad, de verdad, me daría vergüenza. Porque lo que quiere el país entero es eso, ir directamente hacia la educación gratuita. Obviamente es todo un proceso pero hacia allá hay que avanzar. Es como querer ir del golpe a la izquierda altiro, no. Hubo que pasar por la concertación, de nuevo por la derecha, pero yo sé que algún día la izquierda va a estar en el gobierno.

Hay niños que a tu edad, no estan “ni ahí” con el tema de la política. ¿Qué te motivó a tener un pensamiento crítico tan maduro y superior incluso al de muchos adultos en el país?

Eso mismo. Que la gente diga que ese niño tan joven, siendo que todos los niños de su edad no están ni ahí, están preocupados de jugar el Wii, de jugar el play, de salir -a mi igual me gusta salir- pero en este momento, estoy más preocupado de lo que está ocurriendo ahora.

Y sabí qué, en el liceo me molestó una cosa. Cuando levanté el cartel, mi profesora jefa me apartó de la fila…y me dijo que si a mí me gustaría que ella fuera a mi cumpleaños con un cartel “no a los comunistas”, eso me ofendió. Estaba mi papá ahí presente, a la profesora no le importó.

¿Qué asignatura te hace esa profesora?

Sociedad. Y lo que más recuerdo de esa profesora, es un muy mal recuerdo. Cuando estaba en sexto básico, estaban pasando esto del golpe.  Pero ella decía que “Allende era cobarde porque se suicidó, no supo enfrentar sus problemas”.

El Chiqui sigue comentando las curiosas interpretaciones de quién tiene la delicada misión de plasmar en las cabezas de los niños, las que serán sus primeras nociones de la historia de Chile.

Luego hace una pausa y recuerda la separación de sus padres. Las discusiones propias de un quiebre lo han afectado. Actualmente vive con su mamá, aunque con ambos se lleva bien. Pero es enfático al decir que “no por una pequeñez el mundo se va a detener para mí. El mundo no va a parar porque me pasa algo así”. Se forma un breve silencio, que se rompe de pronto…

¿Oye Chiqui, y qué piensas de Piñera, cómo te cae el Presidente?

-Lo odio – dice y su rostro vuelve a sonreir. -O sea, yo digo. Voy a decir algo feo, pero ¿Cómo la gente es tan tonta para votar por Piñera? No puedo creer que haya ganado, si ahora tiene un 30% de aprobación. O sea, si la gente hubiera visto como es, no hubieran votado por él. Si en ese tiempo, cuando Piñera estuvo postulando, hubieran tenido una máquina del tiempo para ver como está su gobierno ahora,  no hubieran votado por él.

Llega la hora de las fotos de rigor y la despedida. La gente mira con curiosidad. Detrás del mesón, la señora Cristina sonríe, mientras dice que la leche con chocolate será por cuenta de la casa.