Como en dictadura: Presentan proyecto para encarcelar a partidarios de Allende

Iniciativa de los diputados pinochetistas Ignacio Urrutia, Gustavo Hasbún y Jorge Ulloa, utilizan el mismo argumento esgrimido por los partidarios de los secuestros, violaciones, torturas y asesinatos perpetrados por la dictadura militar.

Captura de pantalla 2016-01-05 a las 9.41.13 p.m.

Polémica y críticas desde todos los sectores ha ocasionado el proyecto de los diputados de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Ignacio Urrutia, Gustavo Hasbún y Jorge Ulloa.

El proyecto, propone presidio menor en su grado mínimo y una multa de 5 UTM a “El que públicamente niegue, enaltezca o minimice los hechos de gobiernos que a lo largo de la historia hayan trasgredido la constitución política y las leyes“.

Publicidad

La iniciativa, sin embargo, lejos de considerar a una dictadura militar no elegida en las urnas, contempla como ejemplo el gobierno del Presidente Salvador Allende, administración que a juicio de estos parlamentarios, generó “en el seno de la sociedad chilena desencuentro, violencia y animosidades profundas“, argumento sostenido aún en la actualidad por los partidarios de la dictadura militar como supuesta justificación a los asesinatos, toturas y violaciones de los Derechos Humanos.

En la época, el surgimiento de grupos y asociaciones terroristas y extra institucionales (muchas de ellas avaladas por el gobierno) como el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) constituyeron factores que desestabilizaron nuestro democracia y quebraron la convivencia pacífica de los chilenos“, señala el documento.

Junto con lo anterior, la radicalización de los propios partidos políticos como el Socialista y el Comunista de Chile, introdujo trágicamente la dialéctica del “enemigo” en la política, transformándose la actividad pública y específicamente la política en una trinchera en la cual ningún chileno se encontraba ajeno“, agrega.

Bajo este orden idea, los diputados firmantes de esta moción estamos contestes en orden a que es importante y fundamental la defensa de los derechos humanos de todas y todos los chilenos, pero también es importante condenar enérgicamente, todo acto que propició y propicia el desencuentro de la familia chilena y que ha desencadenado en el pasado o que pudieren desencadenar en lo sucesivo quiebres a nuestra institucionalidad y violaciones a los derechos humanos“, concluye.