Isabella Bravo: “Ojalá el nuevo ministro logre entender que la educación no es un bien de consumo”

Isabella Bravo, actual Presidenta Interina de la FEUA. Fotografía gentileza de Freemindfotografia

La actual timonel de la FEUA, destacó que más allá de los cambios de rostros en el ministerio de educación impulsados por el gobierno, es importante que Harold Beyer “logre entender que la educación no es “un bien de consumo”, sino que en ella se depositan las esperanzas y proyectos de miles de familias, que hasta el momento siguen endeudadas”.

Como un “intelectual de derecha” que genera dudas respecto a su capacidad de dejar de lado la postura inalterable que han mantenido sus predecesores y escuchar  las demandas estudiantiles, calificó la Presidenta Interina de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Antofagasta (Feua), Isabella Bravo,  al nuevo titular de educación, Harold Beyer.

La estudiante de Derecho de la Universidad de Antofagasta, explicó que está muy claro que Beyer “es un ministro que se caracteriza por ser uno de los principales intelectuales de la Derecha, no obstante su participación en las comisiones impulsadas por la concertación“.

Por esta razón, “se presentan las dudas acerca de si será capaz de escuchar realmente el proyecto que como estudiantes hemos planteado en este tiempo, que dista de la visión que hasta el momento el gobierno ha ofrecido de profundizar la lógica de mercado en la educación, manteniendo un sistema neoliberal y socialmente segregador, y con un pésimo sistema de transparencia”.

Publicidad

En esa misma línea, Isabella Bravo destacó la importancua de lograr las soluciones que permitan a las familias salir del endeudamiento.

Aún esperamos la “gran reforma en educación” prometida por el gobierno. Por lo mismo, deseamos que esto no sea simplemente un cambio de rostro, sino que también implique una nueva forma de entender los problemas y que se comience realmente a impulsar proyectos concretos de fortalecimiento a la educación pública“, señaló.

Del mismo modo, expresó su inconformidad por la falta de respuesta del gobierno a las demandas de los estudiantes, manifestando que “hasta el momento solo hemos visto medidas contrarias, manteniendo la misma lógica de autofinanciamiento, la intervención de la banca a través del CAE y un precario financiamiento a las universidades, sobretodo las de regiones“.

“Ojalá el nuevo ministro logre entender que la educación no es ” un bien de consumo” sino que en ella se depositan las esperanzas y proyectos de miles de familias, que hasta el momento siguen endeudadas“, concluyó.