El pasado 22 de mayo, trabajadores de un Starbucks en Providencia, encontraron en un baño el cuerpo de Katherine Winter, adolescente de 16 años, quien se quitó la vida tras haber sufrido cyberbullying por sus compañeros del colegio Nido de Águilas.

Su muerte impactó tanto a la comunidad escolar, que en su velatorio sus amigas y conocidas se acercaron a sus padres para pedir perdón por los malos tratos hacia ella. “Yo las perdono con cariño, porque no quiero que otros padres sufran lo mismo que nosotros “, manifestó su padrastro, Emmanuel Pacheco.

Por otro lado, el fiscal regional metropolitano, Manuel Guerra, explicó, en una entrevista a La Tercera, que “la única posibilidad que nosotros como Fiscalía tenemos para intervenir en caso de bullying es cuando hay golpes y lesiones o una amenaza entre los victimarios y la víctima, pero por sí mismas estas conductas no están tipificadas como delito”.

Publicidad

Es por esto, que ayer 31 de mayo, dieron sus palabras los padres de la joven, solicitando apoyo a la iniciativa de protección contra el bullying, en la cuenta pública de la Seremi de Educación, Bárbara Soto.

La madre, Evanyely Zamorano, pidió “por todos esos niños, que están callados, que no han podido defenderse, que se lo guardan porque no quieren llevar el problema a la casa”. Y su padrastro, Emmanuel Pacheco, recalcó que es el momento de que levantemos la voz por quienes no tienen voz, por esos que no alcanzan a decir ‘ayúdenme’, como mi hija que no alcanzó, la atacaron fulminantemente”.

La Seremi afirmó que “en todos nuestros colegios hay bullying”, por lo que iniciarán una mesa de diálogo para elaborar una iniciativa para proteger a estudiantes que son víctimas de bullying. El plan estaría centrado en controlar la violencia verbal y psicológica en establecimientos educacionales, con estrategias de prevención e intervención especializada con estudiantes afectados, familia y comunidad escolar.