La Municipalidad de Antofagasta y la Contraloría Regional han realizado un nuevo convenio de colaboración, el cual fue firmado por la Alcaldesa Karen Rojo con el objetivo de lograr una gestión cada vez más eficiente y transparente. La iniciativa permitirá la capacitación de funcionarios municipales con el fin de que puedan detectar problemáticas en los procesos internos, al igual que recibir un acompañamiento sistemático y especializado en la resolución de las mismas.

Al respecto, el Director de Asesoría Jurídica municipal, Cristhian Flores, destacó que “hemos suscrito un convenio como Municipio con la Contraloría Regional de Antofagasta cuyo objeto es poder capacitar a los funcionarios municipales en la detección de los problemas a los que se enfrenta cualquier gestión municipal o cualquier gestión en el ámbito del servicio público y poder afrontar esa problemática de una mejor forma y entregarnos las mejores herramientas para darle una pronta solución a esa problemática y seguir con una buena gestión”.

El abogado comentó además que “este es un convenio que se enmarca en esta política que ha instaurado la alcaldesa, es un convenio que por ley podemos celebrar. La ley permite a los órganos públicos celebrar convenios entre ellos mismos con el objeto de llevar a cabo una mejor gestión y este convenio se enmarca en esto. Hay que recordar que la alcaldesa anteriormente ha suscrito convenios con distintas organizaciones entre lo cual podemos destacar el Consejo para la Transparencia con el cual hemos logrado ser pioneros en un mejor desarrollo de la gestión municipal. Esperamos que este convenio que hemos suscrito con la Contraloría sea de mucha utilidad para los funcionarios municipales”.

Publicidad

El trabajo colaborativo está compuesto por diferentes fases, las cuales permitirán la elaboración de un diagnóstico de la gestión y el diseño de un plan de acción propuesto por la casa consistorial con base en el resultado inicial. Dicha estrategia contará con la asesoría permanente y experta del órgano contralor, lo que permitirá erradicar las dificultades detectadas de manera definitiva.

Esto consiste en varias etapas, la primera se trata de una ronda de capacitaciones a funcionarios municipales con el objeto de abordar las distintas problemática que se presentan en determinada área del municipio, una vez que termine ese ciclo de capacitaciones el municipio debe entregar un plan de fortalecimiento o de mejoras de las problemáticas que se vayan detectando y allí la Contraloría va haciendo seguimiento y a su vez es contra parte técnica en la resolución de estos problemas a fin de que estos problemas no vuelvan a suceder y la municipalidad o los funcionarios aprendan a detectarlos y a resolverlos” puntualizó Flores.