Antofagasta, ¿Ciudad Inclusiva y Accesible?

Recorrimos diferentes puntos de Antofagasta constatando que existen importantes falencias en el acceso para personas con discapacidad en algunos de ellos, incluyendo al edificio donde se tramitan las pensiones de invalidez para afiliados a las AFP, el cual increíblemente no cuenta con acceso expedito para personas con problemas de movilidad.

“Todos los edificios de uso público (…) deberán ser accesibles y utilizables en forma autovalente y sin dificultad por personas con discapacidad, especialmente por aquellas con movilidad reducida”, es lo que establece la Ley 20.422 sobre Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social de Personas con Discapacidad, publicada en febrero de 2010, y su plazo fue de 10 años (febrero de 2018), “debiendo acogerse a los nuevos requerimientos y también incluyendo en su expediente un plano y memoria de accesibilidad suscrita por un arquitecto“.

Por otro lado, la excepción la tuvieron aquellas edificaciones construidas entre 1992 y 2009, que, en caso de remodelación posterior, sí debe cumplir a dicha Ley. Y a las construidas desde 2010, le dieron tres años para remodelar sus instalaciones y ponerse al día en beneficio de las personas con movilidad reducida, además de un plazo de 30 meses para ingresar el expediente con las adecuaciones.

Estamos a mayo de 2018, los plazos ya vencieron y no todo Chile logró cumplir este compromiso, por lo que los senadores Carlos Montés, Manuel José Ossandón y Víctor Pérez solicitaron, a través de una moción, que se pudiera extender el tiempo para poder ejercer la ley como corresponde.

Publicidad

La petición indignó a quienes apoyan la ley, ya que fueron 10 los años que se dieron de plazo para realizarse. Y en este caso, es el Director de Obras de la municipalidad correspondiente a cada ciudad, quien puede fiscalizar en cualquier momento, y denunciar los incumplimientos de la misma al Juzgado de Policía Local. Las multas asociadas van de 10 a 120 UTM.

¿CUMPLE ANTOFAGASTA?

Sabemos que Antofagasta se ha adaptado a los avances y las necesidades de nivel país, pero ¿Cómo ha implementado esta Ley nuestra ciudad, a tres meses de vencido el plazo?

Fue a nivel peatonal que comenzaron los primeros cambios; semáforos con sonido, marcas en las calles, nuevos estacionamientos e, incluso, juegos adaptados en los parques públicos. También universidades como UCN y UA cuentan con las entradas y accesos pertinentes para personas con dificultad de desplazamiento, sin embargo, aún hay edificaciones a lo largo de la ciudad que carecen de este equipamiento e implementos de inclusión para quienes lo necesiten en nuestra sociedad.

WhatsApp Image 2018-05-18 at 13.54.33

Estuvimos en varias edificaciones rutinarias, como supermercados, departamentos, e incluso empresas dedicadas a ortorgar pensiones de invalidez para personas con discapacidad, y son algunas de las construcciones que no cuentan con acceso de rampa, o cuentan con una mal hecha.

¿Se han hecho las fiscalizaciones pertinentes para esta Ley en Antofagasta por parte de instituciones como el Senadis? ¿Quién aprueba la construcción de las rampas mal posicionadas? ¿De quién es la responsabilidad; de la empresa, el arquitecto, el maestro de obra? ¿Cómo puede una persona denunciar una falla de este tipo para hacer valer sus derechos?

Como mencionamos anteriormente, nos involucramos en tres lugares de distinta área en Antofagasta, donde sí poseen acceso a discapacitados por medio de una rampa, pero que no fueron pensados en ser útiles.

Nuestro primer caso fue Unimarc La Chimba; Contiene una ampa de medida correcta, pasamanos adecuado, sentido bien direccionado. El único y pequeño problema es su ubicación, arriba de la escalera de entrada. Así le ocurrió a una vecina del sector, quien pidió su total anonimato, al tener que exponer a su bebé de un año, en dos opciones; acomodarse a la bajada de escalera o bajar contra el tránsito de vehículos.

Fui con mi bebé en su coche y utilicé la rampa para entrar desde la calle, cuando me encuentro con la sorpresa que la rampa me dirigió al inicio (arriba) de la escalera. Sólo reaccioné a pedir ayuda a quien estaba de guardia, respondiendo que debía pasar por la subida de los autos, pero bien a la orilla para no ser atropellados. Me pareció que no era su culpa que el camino me llevara a la escalera, y decidí tomar a mi bebé y el coche, y bajar por las escaleras, para no exponerlo a pasar contra los autos. Y por cierto, varias personas miraron y nadie ofreció ayuda. Cuando llegué abajo, observé a mi alrededor y pensé en las personas que no pueden bajar la escalera como yo, porque yo pude tomar el coche y bajarlo yo misma, pero ¿qué pasa con alguien que viene a comprar su mercadería en silla de ruedas? ¿está obligado a bajar contra el tránsito de vehículos exponiendo su vida o sólo debe irse y comprar en otro lugar que sí tenga las adaptaciones adecuadas?

Así también hay otros lugares que interrumpen la movilidad de aquellos que dependen de su silla de ruedas, el Edificio Mistral, ubicado en sector sur de la ciudad, si bien contiene la rampa, con pasamanos y al costado de la escalera, la rampa no tiene las medidas solicitadas por la normativa. Ya que, al ser una rampa empinada, hace necesaria más fuerza y empuje para poder subirla.

WhatsApp Image 2018-05-19 at 17.45.29

COMISIÓN MÉDICA REGIONAL

Finalmente llegamos al Edificio Las Empresas; En el quinto piso, se encuentra la Comisión Médica Regional, Lugar donde deben acudir a tramitar una pensión de invalidez aquellas personas afiliadas a las AFP que sufran alguna enfermedad, problema de movilidad o hayan sufrido algún accidente laboral que les provoque daños permanentes que menoscaben su capacidad de trabajo.

Posee una rampa que da hacia el estacionamiento, sin embargo, la mayoría asiste sin automóvil, solo con muletas o su silla de ruedas,  encontrándose con muchas dificultades o sencillamente no puede ingresar por la entrada principal, debido a que se debe subir una empinada escalera.

handicappedEs el drama que viven a diario decenas de personas de diversos lugares de la región, quienes son derivadas a este lugar por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), para realizar los trámites de calificación de invalidez y obtener así una pensión de invalidez. Trámites que como hemos visto, varios deben realizar sorteando muchas dificultades incluso desde el momento en que llegan al frontis del edificio que no cuenta con accesos inclusivos, por lo que finalmente desisten o bien no logran cumplir con los plazos, para los cuales la Comisión Médica Regional es especialmente inflexible e implacable, según acusan usuarios.

La penosa llegada de personas en evidente situación de discapacidad que acuden a este lugar para hacer los trámites con la esperanza de obtener una pensión (la que de acuerdo a las estadísticas, es rechazada en la mayoría de los casos), sucede a diario a vista y paciencia de transeúntes, usuarios del club de tenis ubicado al frente, e incluso algunos de los directivos de importantes empresas e instituciones que poseen oficinas en este edificio, tales como la Asociación de Industriales de Antofagasta, cuya oficina se encuentra emplazada en el piso 14 del edificio, el cual desde su nombre -Las empresas- revela estar diseñado para albergar oficinas y no el único centro de trámite y diagnóstico de patologías y enfermedades causantes de pensiones de invalidez en la región.

Estos son sólo tres lugares en toda la comuna que tienen accesos poco útiles, ¿Cuántos otros lugares conoces que su accesibilidad no es la adecuada? ¿Está Antofagasta dispuesto y bien equipado para que las personas con reducción de movilidad logren ser completamente independientes dentro de la ciudad? ¿El tener una rampa mal hecha; es un error, una negligencia, o simplemente una burla?

TE RECOMENDAMOS LEER TAMBIÉN 

Solidarios solamente para la Teletón: La realidad de la inclusión en Chile