Jóvenes participan en jornada de educación ambiental en la reserva nacional “La Chimba”

La actividad fue organizada por la Municipalidad de Antofagasta con el propósito de educar en torno a la flora y fauna, además de promover la preservación de este lugar.

La Chimba (6)

 

En el Día de la Tierra un grupo de 25 jóvenes participó en un Circuito de Educación Ambiental organizado por el municipio a través del programa Antofagasta Joven a la quebrada Pajaritos al interior de la Reserva Nacional La Chimba, iniciativa que busca entregar conocimientos en relación a este sitio que alberga rica biodiversidad endémica de nuestra región.

Publicidad

La Chimba (2)

Esta actividad realizada con el apoyo técnico y científico de la agrupación ecológica Caminantes del Desierto, estuvo centrada en la historia geológica del lugar, la arqueología e importancia histórica, la flora y fauna que habita en este oasis de niebla, y la responsabilidad de los jóvenes en la protección ambiental.

Cabe destacar que en la actualidad existen aproximadamente 90 especies vegetales de baja altura en este lugar, en cuanto a la fauna, se pueden observar distintos tipos de aves y ocasionalmente zorros. En relación a la vegetación predominante, destaca la cactácea columnar Eulychnia iquiquensis, a la cual se encuentra asociada la cactácea esférica Copiapoa atacamensis, las cuales se extienden ampliamente en laderas y abarca gran parte de la superficie de la Reserva Nacional.

En relación a la jornada educativa, el coordinador de Antofagasta Joven Eduardo Videla, hizo un balance positivo “como municipio estamos muy contentos con esta actividad realizada en el Día de La Tierra a la Reserva Nacional La Chimba, junto a jóvenes que se inscribieron en los circuitos que Antofagasta Joven tiene todo el año, ellos pudieron conocer el lugar que está a pocos kilómetros del centro de ciudad, es muy grato que puedan descubrir su flora y fauna, y replicar lo aprendido con otros jóvenes y sus familias, porque es la única manera que las nuevas generaciones tengan la fortuna de conocer las especies que viven en este lugar”.

Asimismo, el presidente de Caminantes del Desierto, Mauricio González, destacó el valor de esta actividad “la quebrada La Chimba fue el primer ecosistema protegido en la  comuna y región de Antofagasta, y lo más importante es que es un oasis de niebla que presenta, a pesar de todo su deterioro, una alta biodiversidad especialmente florística, que es necesario preservar porque algunas son especies únicas y al ser especies únicas, es necesario proteger, porque si esto se extingue, desaparece para siempre“.

De esta manera, el municipio seguirá llevando a cabo jornadas educativas en relación al medio ambiente, astronomía y  patrimonio, con el propósito de educar y poner en valor estos ámbitos tan importantes para el desarrollo humano, porque Nadie Cuida lo que No Conoce.

La Chimba (16)