Defensores de las AFP: Maestros chasquillas de la economía con ego y diplomas

Cristian Reyes Herrera. Director y Fundador de @diarioafta @diariocalama @diariotocopilla
Cristian Reyes Herrera. Director y Fundador de @diarioafta @diariocalama @diariotocopilla
Cristian Reyes Herrera. Director y Fundador de @diarioafta @diariocalama @diariotocopilla

Experto llamó a la tranquilidad ante caída de fondos de pensiones“. Ese era el encabezado de una noticia que data de febrero del año 2008, cuando se pedía a la ciudadanía tranquilidad y confianza respecto a sus fondos de pensiones. Se trataba de los mismos fondos de pensiones de las AFP que pocos meses después se desplomaron en la bolsa, en el marco de la denominada “crisis subprime”.

Este llamado a la confianza en el sistema privado lo hacía Eric Andia, cofundador de Forex Chile, misma empresa que años más tarde, cambió convenientemente su nombre a Capitaria, justo a la par que estallaba el escándalo de la estafa piramidal de empresas como AC Inversions e IMForex, entre otras.

Esta clase de “expertos”, cuya máxima expresión es la arrogancia de Axel Kaiser o José Ramón Valente, con profunda y extrema ideología neoliberal, argumentos constantemente individualistas y con las palabras “solidaridad” o “bien común” tachadas en sus diccionarios; son los mismos que plantean toda clase de argucias en los medios de comunicación financiados por los grupos económicos de la colusión, reiterando lo imposible, “poco eficiente” e “injusto” que resultaría implementar la educación gratuita, la salud pública universal o un modelo de reparto solidario de pensiones y añaden que ese tipo de modelo está fracasando en todo el mundo, pese a que en Chile funciona exitosamente en las Fuerzas Armadas.

Publicidad

Con esa misma arrogancia y falta de empatía por quienes viven en carne propia el fracaso de sus dogmas de liberalismo económico, estos ‘expertos’ insisten en defender las ‘bondades’  del ‘milagro chileno’ y el sistema de capitalización individual en las AFP.

Tuvo que ser un premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, quien saliera a taparles la boca a esta camada de “expertos” y dejarlos al nivel de meros maestros chasquillas de la economía, de ingeniosas excusas pero incapaces de resolver los problemas, tras decirles lo que todo Chile sabe e intuye sin necesidad de egos ni diplomas comprados en Chicago (o financiados con becas estatales, ya que solo en esos casos no consideran al Estado como algo demoniaco).

A pesar de que toda la sociedad está pagando este enorme costo, aquí el que gana, ciertamente, es el sector financiero. Esto simplemente ha realzado el ingreso al sistema financiero en ese país, lo cual resulta en un juego de suma cero“, dijo Stiglitz.

Para el Premio Nobel de Economía, como para la inmensa mayoría del pueblo chileno, resulta evidente que el sistema privado genera bajas pensiones y cobertura, eleva la inseguridad de los afiliados y provoca un costo muy alto para el Estado. Por eso añadió que “La situación actual no es adecuada, ni en Chile ni en el mundo“, destacando que en el planeta hay varios sistemas alternativos al chileno que han resultado exitosos, como es el caso del conocido fondo gubernamental creado en Canadá, el cual posee alta rentabilidad y tiene autonomía respecto del ciclo político, o los modelos implementados en Holanda y Noruega, que tienen bajos costos de transacción y buenos niveles de rentabilidad.

La ciudadanía habló fuerte y claro rechazando el sistema de AFP. Ahora es el momento en que los auténticos expertos, con menos arribismo y más capacidad de innovación, eficiencia y compromiso, pongan sus conocimientos al servicio del país en lugar de intereses particulares, poniendo en marcha el nuevo sistema de pensiones para Chile, donde el primer factor a considerar sea el asegurar una vejez digna (y larga) como derecho garantizado por el estado, con montos de pensiones altos, conocidos y asegurados para disfrutar de la última etapa de la vida. Es lo menos que podemos hacer por nuestros adultos mayores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here