Inspiradora historia: El joven de Calama que logró vencer la tartamudez

Desde los 4 años sufrió burlas y bullying por sus problemas de habla. No se dejó vencer y se graduó como Ingeniero Comercial. Hoy cursa un magister y gracias a un revolucionario programa puede al fin decir lo que quiere y no lo que puede, ya dio su primer discurso público y trabaja para ayudar a otras personas a superar su problema. Aquí te contamos su historia.

11863272_10206752262661125_7482193461273120850_n

Cada 22 de octubre se conmemora el Día Internacional de Toma de Conciencia de la Tartamudez, que fue creado en 1998 por la Asociación Europea de Tartamudez y busca eliminar la discriminación social hacia la gente que tartamudea y promover oportunidades para que ellos logren alcanzar sus objetivos y aspiraciones.

La tartamudez es un trastorno de la comunicación que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla, acompañadas por una tensión muscular en cara y cuello. Estas son la expresión visible de la interacción de determinados factores físicos, psicológicos y sociales que determinan y orientan en el individuo la conformación de un ser, un hacer y un sentir con características propias.

Publicidad

Así le pasó a Rodrigo Delgado, joven Ingeniero Comercial de Calama. A contar de los 4 años se presentaron los primeros signos de tartamudez, pero hoy a sus 27 años pudo controlarla gracias al Programa McGuire intensivo de control de la tartamudez.

Gracias a este programa ahora puedo decir lo que quiero y no lo que puedo, que a mi parecer es la frase que mejor refleja el sentimiento de una persona en control de su tartamudez“, cuenta Rodrigo.

DISCRIMINACIÓN Y BULLYING

Crecer y vivir con una dificultad en el habla significa pasar el día a día soportando burlas, discriminaciones o lástima, situaciones que muchas veces favorecen que dentro de la persona con tartamudez se generen sentimientos de odio a si mismo, desconfianza, miedo o vergüenza.

Así le pasó a Rodrigo, quien recuerda que “es común que las personas lo traten a uno como si todavía fuera un niño, con miradas lastimeras“.

Rodrigo junto a su hija Martina
Rodrigo junto a su hija Martina

Sin embargo, lejos de derrotarse, desarrolló una gran capacidad de fuerza y perseverancia. Fue así como superando todas las barreras pudo lograr obtener su título de Ingeniero Comercial, carrera en la que por su naturaleza, tuvo que hacer presentaciones orales prácticamente todas las semanas.

No se quedó allí y actualmente cursa una carrera de post grado, donde igual se requiere muchísima expresión oral. Todo ello con voluntad y perseverancia.

El último hito de Rodrigo fue dar un discurso público en plena Plaza de Armas de Santiago. Allí, gracias a lo aprendido en el programa pudo por primera vez decir lo que piensa y siente. Una verdadera liberación que hoy aplica en su día a día, entrevistas laborales y reuniones con sus amigos.

Ahora que aquellos días de burlas quedan en el pasado, Rodrigo tiene entre sus próximos desafíos el convertirse en un coach para personas en proceso de superación de la tartamudez. “Quiero además de ser un agente activo en ayudar a que la ciudadanía tome conciencia sobre este problema del habla, luchando contra el bullying y la discriminación, tanto en la niñez, adolescencia como también en el ámbito laboral“.

Su principal consejo: “Aceptarse como tartamudos. Enfrentar su tartamudez y nunca intentar ocultarla“. Una filosofía que por cierto, bien aplica a quienes enfrentan todo tipo de dificultades en la vida.

ENTREVISTA INICIAL

DISCURSO EN PLAZA DE ARMAS DE SANTIAGO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here