Armas, drogas y violación a una paciente: El alarmante día a día en psiquiatría del Hospital de Antofagasta

Cf7fRlvWcAAPCZD
Los funcionarios se encuentran movilizados debido a la existencia de conductas carcelarias al interior de una unidad clínica.

Presencia de armas, tráfico de drogas, uso de camas de pacientes como un verdadero “motel” por parte de gendarmes e incluso la violación de una paciente. Ese es el crudo día a día que acusan vivir funcionarios y pacientes del servicio de psiquiatría del Hospital de Antofagasta.

A contar de este miércoles los funcionarios de la unidad iniciaron un paro, exigiendo la inmediata salida de reos bajo custodia de Gendarmería, que a pesar de ser dados de alta permanecen en el lugar por varios meses, dando lugar a situaciones que ponen en riesgo a funcionarios y pacientes.

La gota que rebalsó el vaso y colmó la paciencia de los trabajadores de la salud, fue la grave situación sufrida por una paciente de 23 años que se encontraba internada, quien habría sido violada por parte de uno de los reos que se encuentran internados en la unidad bajo custodia de gendarmería, según acusan los funcionarios agrupados mediante la FENTESS,FENAT y FEMPRUS en una carta dirigida a la Ministra de Justicia, Javiera Blanco.

Publicidad

En la misiva, se dan a conocer hechos que dan cuenta de un total descontrol al interior de la unidad, por lo que piden que la autoridad de gobierno se haga presente y se otorgue una solución a diferentes situaciones de extrema gravedad que dan a conocer los funcionarios, quienes se sienten en situación de vulnerabilidad y desamparo.

Entre las situaciones descritas, figura el maltrato y agresiones a pacientes crónicos y funcionarios por parte de los reos bajo custodia de gendarmería, consumo de drogas al interior del recinto, junto con el tráfico de de benzodiacepinas entre los reos, además de fugas de estos últimos.

Captura de pantalla 2016-04-14 a las 11.51.41 a.m.
Funcionarios en paro

GENDARMES

Las acusaciones de los funcionarios también se dirigen a los gendarmes encargados de la custodia de los reos internos en el lugar, por cuanto se denunció entrega de dinero a reclusos, el uso de revólveres (resultando incluso un paciente herido de gravedad por escape de balas), además de maltrato verbal contra funcionarios por parte de gendarmes, quienes incluso realizarían peligrosas competencias dentro del recinto referidas a quién desarma antes el armamento.

Junto con lo anterior, también se dio a conocer que algunos de estos funcionarios de gendarmería llegarían a prestar sus servicios en estado etílico, a la vez de que mantendrían relaciones sexuales durante la custodia de pacientes reos, en las propias habitaciones de los pacientes.

MESA DE TRABAJO

Desde la Dirección del Hospital Regional de Antofagasta, indicaron que tras conocerse estos hechos se realizó la denuncia respectiva en el Ministerio Público para la persecución criminal de él o los responsables.

Asimismo, indican que en cuanto a los reclamos de los funcionarios y funcionarias del Servicio de Psiquiatría, se ha formado una mesa de trabajo con la participación del establecimiento, el Servicio de Salud, Seremi de Justicia y Gendarmería, con el propósito de definir e implementar una pronta solución a los problemas dados a conocer por los funcionarios.

Mientras tanto, pacientes, reos y gendarmes siguen conviviendo en un recinto que a pesar del esfuerzo de los funcionarios de la salud, muy dudosamente puede ofrecer condiciones de recuperación a los pacientes psiquiátricos si se mantienen este tipo de situaciones, que lamentablemente son un síntoma más de la grave crisis del desfinanciado, privatizado, concesionado y precarizado sistema de salud en Chile.