Las cosas más locas que puedes pedir a domicilio

Las compras online han sido, sin lugar a dudas, el boom de esta década. Más concretamente en lo que a servicios delivery se refiere, el engagement ha ido creciendo anualmente en torno a un 25%, suponiendo una diversificación de los servicios a domicilio que ya no sólo ofrecen comida, sino productos de todo tipo, desde los más usuales a los más peculiares.

La innovación tecnológica es un hito en vías de crecimiento, que cada día trae consigo nuevas sorpresas para facilitar la vida de los usuarios. Si bien hay quienes todavía prefieren el contacto tú a tú frente a la frialdad tecnológica, la tendencia de uso se decanta cada vez más por el empleo de dispositivos, debido a la comodidad, rapidez y eficacia de la navegación.

El uso de dispositivos celulares, Tablets, ordenadores o incluso smartwatches, iría destinado desde el entretenimiento, hasta las actividades académico-laborales y, más recientemente a las compras online. En este último caso y como se decía en un comienzo, el crecimiento es exponencial y se estima que en pocos años llegue a superar a las compras presenciales y a los pedidos vía telefónica.

Quizás este sea el motivo por el que cada vez más empresas no sólo den el salto a Internet, sino que, en el caso de ofrecer productos concretos, busquen asociarse con empresas delivery. El sentido de esto radica en que tener presencia online es complicado en la medida que es necesario figurar en la primera página de resultados de los buscadores para atraer tráfico, mientras que apareciendo a través del buscador de una app delivery se obtiene una mayor visibilización y un público objetivo acorde al producto ofertado.

Publicidad

Conscientes de esta tendencia, las apps delivery más conocidas, como Pedidos Ya, han apostado por ampliar su oferta, creando nuevas categorías, que incluirían la clásica opción de restaurantes a domicilio, desde donde se pueden pedir los platos más populares, así como opciones más curiosas, como el acceso a productos específicos para mascotas, farmacia online, Supermercados 2.0, y, en general, tiendas de todo tipo.

En la actualidad es posible adquirir ropa, alimentos que normalmente no se encontrarían en el mercado, juguetes, muebles, e incluso petróleo de la mejor calidad certificada por Petrobras. El límite está en la imaginación del comprador, ya que cada día más y más industrias comparten sus servicios con las mejores garantías y con un servicio de atención al cliente a tiempo real.

Tanto particulares como empresas pueden hacer uso de los servicios delivery, suponiendo esto un avance que facilita el acceso a bienes y servicios de todo tipo. Por ejemplo, hace no mucho se hizo muy sonado el caso de una empresa que solicitó desayunos a domicilios, pero no 2 ó 3, sino 80.

De haber contactado por teléfono con un restaurante lo más probable es que el pedido hubiese sufrido demora; sin embargo, las apps delivery establecen acuerdos con las empresas y los repartidores para procurar la mayor velocidad y eficiencia posible, por lo que hasta un pedido de esas dimensiones llegaría en un margen óptimo de tiempo y en las mejores condiciones.

A esto se sumaría el cuidado por la integridad de los clientes y la preservación de la privacidad de sus datos personales, motivo por el cual muchas personas también están usando apps delivery para encargar juguetes para adultos, suplementos dietéticos o incluso prendas íntimas, ya que los paquetes son entregados de forma discreta, cordial y garantizando la completa integridad del contenido, que es transportado de forma segura y protocolizada.

En vistas de todas las ventajas proporcionadas por esta modalidad de compras online, cada vez son más las personas que no dudan en seleccionar apps delivery de confianza para embarcarse en los beneficios de las transacciones por Internet y descubrir qué tienen que ofrecernos las grandes industrias que optaron por modernizarse.