Confirman condena al Servicio de Salud de Antofagasta por negligencia que dejó a menor con parálisis total

Procedimiento dental en Hospital Carlos Cisternas de Calama terminó con la menor sufriendo una parálisis total debido a mala administración de anestesia.

Según se dio a conocer por parte del Poder Judicial, la Corte Suprema rechazó el recurso de casación deducido en contra de la sentencia que condenó al Servicio de Salud de Antofagasta a pagar la indemnización total se 701 millones 796 mil 941 pesos a la familia de menor de cinco años afectado por una mala administración de anestesia, donde un procedimiento dental terminó con el niño con parálisis total de su cuerpo.

LOS HECHOS

El suceso tuvo lugar en el Hospital Carlos Cisternas de Calama el 05 de junio del 2014, fecha en que el menor de iniciales G.J.C.J de 5 años de edad para ese entonces, ingresó con una dolencia dental y aumento de volumen facial, ante lo cual se le diagnosticó con un absceso dental con obstrucción parotidea. Se dispuso su hospitalización y se inició un tratamiento de antibióticos previo a una cirugía.

Publicidad

Cinco días más tarde, se realizó el tratamiento quirúrgico bajo anestesia general sin inconvenientes, sin embargo, al momento de la extubación el niño presentó un cuadro de bradicardia mantenida, debiendo ser trasladado al Hospital del Cobre de Calama. Para el día 10 de junio, fue trasladado al Servicio de Pediatría del Hospital de Calama, y el 11 a la UCI Pediátrica del Hospital Regional de Antofagasta, en donde fue dado de alta el 26 de agosto de ese mismo año con un diagnóstico final de encefalopatía hipóxico-isquémica, terminando con un 100% de discapacidad física e intelectual, daño que se mantendrá de modo permanente.

DENUNCIA

Lo que se acusa, al Servicio de Salud de Antofagasta, es la concurrencia de falta de servicio en los hechos mencionados, con una prestación médica deficiente hacia el menor. Considerando que el anestesista no leyó la ficha clínica del niño, ni tomo en consideración la información aportada por la madre, lo que vendría siendo obligatorio para quienes intervienen en una cirugía.

Antecedentes ante los cuales, el encargado, debió haber dispuesto la práctica de diversos exámenes específicos, además de una prueba rápida preanestésica antes de aplicar la anestesia general y cuya omisión, produjo complicaciones que causaron las graves consecuencias para el menor.